Un glitch de Spyro Reignited Trilogy permite volar con total libertad

Un usuario descubre un error que te permite disfrutar al máximo con el dragón púrpura

Spyro Volando

Ya hace varios meses desde que Spyro Reignited Trilogy llegó a las tiendas para redescubrir las tres aventuras principales del dragón púrpura. Desde entonces, han llegado algunas actualizaciones y los jugadores han seguido explorando sus secretos al máximo, hasta tal punto de que han descubierto un nuevo glitch bastante interesante. Un fallo en la remasterización de Spyro permite volar sin límites en el juego.

Como informan desde Eurogamer, el usuario BetaM ha sido quien ha descubierto este error tan positivo para los jugadores. Para ello, hay que entrar en el segundo de los tres juegos, Spyro 2: En busca de los talismanes. Dentro de él, entrar en el nivel Ruedo de Ripto (Ripto’s Arena) y pausar el juego en el primer frame al entrar. Esta es la parte más complicada de todo el proceso.

Te recomendamos | Spyro Reignited Trilogy podría lanzarse en Nintendo Switch este verano

Después de hacer esto, lo siguiente es ver la secuencia animada mientras, en segundo plano, el videojuego carga un «hub» en segundo plano. En este momento que se está reproduciendo la escena, el usuario (a ciegas) tiene que entrar en un portal para ir a un nivel de autopista, morir y pulsar el botón de reiniciar. Algo difícil, ya que debe hacerlo sin poder ver nada de lo que pasa por culpa de la secuencia. En el vídeo que tenéis a continuación podéis ver una simulación.

Recomiendan prestar atención a la vibración del mando para entender mejor qué está pasando; de hecho, existe incluso un método preciso de pulsación de botones para conseguirlo. Aunque complicado, lo mejor es lo que viene después, ya que se mantiene el poder de volar en cualquier nivel al que se acceda, dando esa libertad que los fans de Spyro siempre desearon en sus 3 primeros juegos.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar