God of War iba a contar con un Kratos falto de forma

Publicado por el

La nueva aventura de God of War contaba con un Dios de la Guerra que había perdido parte de su musculatura tras su vida como espartano.

God of War ha sido uno de los grandes éxitos de PlayStation 4 en el presente año. La aventura de Kratos junto a su hijo Atreus ha conseguido captar la atención de millones de jugadores, hasta el punto de convertirse en el título exclusivo que más rápido está vendiendo en la historia de las consolas de Sony. No obstante, la propuesta inicial distaba mucho de lo que finalmente llegó a nuestros hogares.

Si hace un tiempo ya se destacó que Sony no veía con buenos ojos la inclusión de Atreus en la historia, aunque finalmente terminaron cediendo, ahora se ha podido conocer que los planes de Cory Barlog y el equipo de Santa Monica pasaban por una imagen de Kratos menos cuidada y musculosa de lo que propuso el resultado final. Ha sido el propio director del juego el encargado de destacar esta premisa. "Al principio hablamos, ya sabes, '¿cómo será Kratos?' Y quería algo extremo, 'debería descuidarse, ¿cierto?'... Un poco fofisano (dad bod en la declaración original en inglés). David Harbour como Kratos. Y pensé que sería algo chulo", aseguraba el creativo, bromeando con la figura de Hopper en Stranger Things.

"Empezamos a describirlo como un atleta fuera de temporada. Entonces lentamente nos fuimos alejando de esta visión, sin mi conocimiento. Lo fueron cambiando un poco, era tipo 'se ve distinto hoy', y decían 'no te preocupes, queda bien. Es el mismo de ayer'". De este modo, Kratos llegó a ser el que conocemos hoy, tras los acontecimientos acaecidos en su primera aventura en terreno nórdico.

Lo cierto es que la idea inicial de Barlog no era nada descabellada. Desde un inicio tuvo muy claro que quería cambiar la imagen que se tenía del personaje tras lo sucedido en God of War III, algo que se ve ampliamente reflejado en la aventura de PlayStation 4. No obstante, ese aspecto “fofisano”, como él lo define, podría haber perjudicado en cierta medida en desarrollo de la historia, teniendo en cuenta los grandes momentos que protagoniza el otrora Dios de la Guerra haciendo alarde de su fuerza y sus dotes para el combate.