«Golden Rock»: así es la PlayStation 5 recubierta de oro que cuesta más de 300.000 euros

Plata no es, oro parece.

Ya llevamos casi un año con la PlayStation 5 en el mercado y sus ventas están siendo todo un éxito. Con unas cifras que a finales de septiembre rozaban las 15 millones de unidades, la situación del stock sigue siendo crítica y no serán capaces de cubrir la incipiente demanda hasta mediados de 2022. Eso sí, quien no escatime en recursos, puede permitirse conseguirlas a precios especulativos en tiendas y portales de segunda mano. Sin embargo, existe un escalón muy por encima de estos mercados. Hablamos del lujo. Algunas personas disfrutan siendo ostentosas, y pueden encontrar motivos de sobra para hacerse con la PlayStation 5 «Golden Rock» cuyo precio supera los 300.000 euros.

Siendo más exactos, esta consola, distribuida por el portal de lujo de Caviar Royal Gift, es una excéntrica variación de la PlayStation 5, en la que la cubierta blanca es sustituida por una cobertura de oro macizo de 18 quilates con unos relieves que tratan de imitar a las rocas. Además, junto a esta consola única, viene un mando de «cuero genuino de cocodrilo», aunque a simple vista, da impresión de que se trate de cuero sintético. Caviar Royal Gift, además, cuenta con otros diseños en oro de PlayStation 5 junto a otros dispositivos como auriculares, iPhone o tablets como el iPad.

Puede que el precio de estos objetos de lujos sea desorbitado, pero además tampoco garantizan el correcto funcionamiento de sus productos, ya que cambiar componentes de estos dispositivos por oro no es la opción más funcional. Se fabrican para que sean considerados piezas de joyería y no se prioriza que el producto sea más o menos eficiente. Al final, tal y como mencionamos antes, este tipo de productos está dirigido a personas que quieren presumir del dinero que tienen y poco más. Por esa razón, la PS5 customizada es la edición digital, que no cuenta con lector de discos.

Daniel García

Graduado en Periodismo, lleva con consolas entre sus manos desde antes de aprender a leer. Su primer contacto fue con una Game Boy Color y un Pikachu de compañero junto a Mario, Link o Wario. Ahora es un jugador versátil que un día te habla de FIFA o Assassin's, y al otro día sobre Hidetaka Miyazaki, No Man's Sky o del JRPG que le pidas.
Cerrar