Google consideró comprar Epic Games en algún momento

El juicio entre Apple y Epic Games continúa destapando secretos.

Hoy en día, Epic Games es una de las compañía más grandes e influyentes de la industria de los videojuegos gracias a su motor Unreal Engine y el éxito de Fortnite, además de contar con una importante participación del gigante chino Tencent, y Google prueba suerte en el sector con Stadia, su apuesta por el juego en streaming, pero no hace mucho, la compañía del buscador habría pensado en comprar Epic Games. Al menos, eso es lo que parece indicar nueva documentación presentada en el juicio de que enfrenta a Apple y Epic Games.

Tal y como podemos leer en The Verge, la información aportada por Epic Games en el juicio afirma que tras la negativa de Epic Games a los requisitos de la Play Store y la disponibilidad del juego en Android a través de otros medios, Google consideró la compra «total o parcial» de Epic Games para eliminar la competencia y la amenaza de perder parte de sus ingresos. Una acusación de monopolio que podría traer grandes dolores de cabeza a los dueños del buscador más popular de la red.

«El monopolio persistente de Google es el resultado de los esfuerzos deliberados de la compañía para lograrlo y mantenerlo (el monopolio)», se lee en el auto. “No contento con las barreras contractuales y técnicas que ha construido cuidadosamente para eliminar la competencia, Google usa su tamaño, influencia, poder y dinero para inducir a terceros a acuerdos anticompetitivos que afianzan aún más sus monopolios. Por ejemplo, Google ha ido tan lejos como para compartir sus ganancias de monopolio con socios comerciales para asegurar su acuerdo para cercar a la competencia, ha desarrollado una serie de proyectos internos para abordar el ‘contagio’ que percibió de los esfuerzos de Epic y otros para ofrecer a los consumidores y desarrolladores alternativas competitivas, e incluso ha contemplado comprar parte o la totalidad de Epic para sofocar esta amenaza».

No está claro cuando sucedió esto y si hubo alguna tentativa real de Google de hacerse con Epic Games de forma maliciosa, pero, sin duda, no será el último trapo sucio en salir durante el proceso de Epic Games contra Apple y Google. Otra de las grandes compañías salpicadas por la disputa es PlayStation, quien rechazó el crossplay de Fortnite y exige una tasa a los desarrolladores que quieran implementar el crossplay en base al porcentaje de jugadores que aporte su plataforma.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar