Google demuestra los peligros de la inteligencia artificial

Google demuestra que hay que tener cuidado con la inteligencia artificial

Ya nos lo dejó bastante claro James Cameron con su Terminator. No debemos fiarnos de la inteligencia artificial. Sin embargo, a pesar de que se hayan rodado hasta cinco películas, e incluso series que nos advierten sobre el poder que pueden llegar a conseguir las máquinas, parece que seguimos empeñados en ver hasta dónde puede llegar esta tecnología.
 
Por eso, como informa Bloomberg, desde Google se están llevando a cabo distintos experimentos para averiguar las reacciones de distintas IA frente a un competidor, o un colaborador. Los ingenieros de DeepMind han creado dos juegos para comprender mejor la inteligencia artificial, y observar cómo actuarían sus redes neuronales en caso de tener que perseguir un fin concreto junto con una segunda inteligencia artificial.
 
El objetivo del estudio era observar cómo avanzaba y cambiaba el comportamiento de ambas IAs a medida que avanzaban los distintos juegos. En el primero, se instaba a ambos a competir por hacerse con unas manzanas, puntos verdes, que cada vez eran menos numerosas. En este caso, ambos jugadores tenían la posibilidad de dispararse entre sí para frenar al contrincante. Este experimento sirvió para concluir que, mientras que al principio la colaboración era más natural, debido a la abundancia de manzanas, a medida que el juego avanzaba, y estas eran cada vez más escasas, ambas inteligencias artificiales acabaron siendo más propensas a dispararse entre sí.
 
 
 
Por otro lado, otro de los experimentos mostró que si bien los jugadores estaban dispuestos a competir entre sí, también lo estaban a colaborar. Puesto que en el segundo juego ambos, de color rojo, debían capturar a una presa de color azul, que se movería libremente por un terreno delimitado. En este caso, se demostró que los dos jugadores pudieron colaborar para atrapar a la presa, debido a que la puntuación recibida era mayor, cuanto más cerca se estuviera de la presa, sin importar realmente quién la capturase.
 
Sin embargo, mientras que en estos experimentos no se dotó a las inteligencias artificiales de memoria  a corto plazo, Google estudia dotarlas de la capacidad de razonar para las próximas pruebas, de forma que les sea posible estudiar de antemano cómo se moverá su contrincante, e ir adaptándose a él.
 

Publicaciones relacionadas

Cerrar