Google responde a la polémica entre la temperatura del Chromecast Ultra y Stadia

Stadia está teniendo un lanzamiento bastante complicado.

El mando de Stadia es color azul noche

Stadia, el servicio de juego por streaming de Google, se encuentra ya operativo en sus primeros días de vida, pero está teniendo un arranque más complicado de lo esperado. Lejos de la viabilidad de su tecnología, cosa que la compañía ha demostrado que es posible y un paradigma a tener en cuenta, se está enfrentando a pequeños contratiempos tanto a nivel técnico como a nivel de usuario, ya que parece ser que algunos Chromecast se están sobrecalentando.

Un community manager de Google aclaró en Reddit que el calentamiento de Chromecast es normal hasta cierto punto, ya que se han realizado numerosas pruebas antes de su lanzamiento y el sistema cumple con los estándares. «Sabemos que cualquier tipo de calor en un dispositivo puede ser preocupante, pero podemos confirmar que no hay un problema de sobrecalentamiento térmico con Chromecast Ultra. Durante el uso normal (como ver vídeos de gatos en YouTube), la superficie del dispositivo puede calentarse al tacto, pero esto funciona según lo diseñado».

«El equipo ha realizado extensas pruebas en el hardware, los servicios y los juegos, esto incluye pruebas de largas sesiones de Stadia y vídeo, y no ha visto problemas de apagado térmico», concluyen desde Google, por lo que puede ser debido a dispositivos defectuosos.

En cuanto al hecho de que algunos juegos no se transmiten a 4K nativos en Stadia, Google tira balones fuera y deja esa cuestión en manos de los desarrolladoras y sus «decisiones creativas». Tan solo comentan que si el servicio dispone de un dispositivo capaz y una red de internet eficiente, mostrará una señal escalada a 4K y 60fps aunque el juego realmente tenga una resolución menor, es decir, si puede, Stadia reescala a la máxima resolución.

Promesas de marketing cumplidas a medias

Aunque Stadia muestre una señal 4K, el juego no está corriendo a esa resolución de forma interna, como Destiny 2, que reescala desde los 1080p nativos y Red Dead Redmption 2, que hace lo propio desde 1440p. «En la presentación, nos dijeron que la GPU de Stadia tiene la potencia de los gráficos combinados de Xbox One X y PS4 Pro, sin embargo, RDR2 en Stadia solo tiene el 44% de la resolución de renderización de Xbox One X, mientras que incluso la GPU de 4.2TF de PS4 Pro está generando una mayor recuento de píxeles», comenta Digital Foundry.

La respuesta de Google no se ha hecho esperar, y aclara lo siguiente:

«Stadia transmite a 4K y 60 FPS, y eso incluye todos los aspectos de nuestra gama de gráficos desde el juego hasta la pantalla: GPU, codificador y Chromecast Ultra, todos con salida en televisores de 4k a 4k, con la conexión a Internet adecuada. Los desarrolladores hacen que los juegos de Stadia trabajen duro para ofrece la mejor experiencia de transmisión para cada juego. Como se ve en todas las plataformas, esto incluye una variedad de técnicas para lograr la mejor calidad general. Les damos a los desarrolladores la libertad de cómo lograr la mejor calidad de imagen y velocidad de cuadros en Stadia y estamos impresionados con lo que han podido lograr para el primer día.»

«Esperamos que muchos desarrolladores puedan, y en la mayoría de los casos, continúen mejorando sus juegos en Stadia. Y dado que Stadia vive en nuestros centros de datos, los desarrolladores pueden innovar rápidamente mientras ofrecen experiencias aún mejores directamente sin la necesidad de un juego parches o descargas».

La conclusión que se puede sacar es que si bien en temas de marketing, Stadia cumple con lo prometido de ofrecer 4K y 60 fps, no cumplen los desarrolladores a la hora de ofrecer el mejor port posible de acuerdo a sus capacidades. Lo que falta saber es si Google era consciente de ello.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.

Publicaciones relacionadas

Cerrar