Google se libra de una multa por no tener un conductor localizable en su coche

 
Ya se sabe que todo lo que toca Google se convierte en oro y que su poder es incalculable, hasta es capaz de contratarte a un psiquiatra si lo necesitas, en este caso, ha evitado a un conductor inexistente llevarse una buena multa. Un agente de policía de Mountain View, en California, detectó un coche que violaba el código de circulación debido a una velocidad anormalmente reducida, de 40 kilómetros por hora, sin causa aparente. Al detener el vehículo, el agente comprobó que el coche no tenía a nadie al volante, si no que Google estaba detrás de su manejo desde su propia sede.
 
El vehículo, como es lógico, entorpecía el tráfico y tenía que ser multado, pero la sanción no pudo ser aplicada por no haber conductor al que notificársela, aunque sí se interrogó al pasajero que iba en su interior. Google se ha defendido diciendo que el límite de velocidad, está establecido por seguridad, y que su proyecto ha recorrido ya más de 1,2 millones de millas sin haber sido apercibidos. Aunque Maps ya sea capaz incluso de funcionar sin internet, y Google se esté haciendo con el control de viajes y carreteras, las normas de tráfico están para respetarlas y el famoso coche fantástico deberá asumirlas en algún momento.

Publicaciones relacionadas

Cerrar