Grand Theft Auto III fue censurado por el 11-S

El 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos vivió una serie de terribles acontecimientos que conmocionaron a todo el planeta y que marcaron a la sociedad estadounidense de por vida. Una serie de atentados provocaron la colisión de dos aviones en las icónicas Torres Gemelas, desatando el caos en una ciudad que tuvo que sufrir uno de los episodios más tristes de toda la historia mientras se preguntaba por qué sucedía todo esto.

Este evento tuvo tal calibre que desencadenó una serie de cambios a nivel global, y no hablamos solo a nivel de mentalidad. La industria del videojuego también se vio inmersa en las secuelas dejadas por estos atroces actos terroristas y muchos videojuegos que estaban en proceso de desarrollo tuvieron que ser modificados rápidamente para evitar cualquier referencia, similitud o confusión que pudiera reflejar de alguna forma posible algo similar a lo vivido en tan fatídico día.

Muchos ya conocen la historia de Metal Gear Solid 2 y el cambio en su final y otras escenas; pero Rockstar Games también tuvo que sacar la tijera para recortar y la pintura rápida para repasar y modificar partes de Grand Theft Auto III. El título que la desarrolladora estaba ultimando tenía previsto salir a la venta en octubre de 2001 y, con el atentado tan reciente, todo el equipo tuvo que trabajar contrarreloj para hacer los retoques necesarios sin moverse más del calendario.

Así, ni cortos ni perezosos, tuvieron que aplicar cierta censura para evitar repercusiones negativas que pudieran afectar a las ventas o que, incluso, pudieran señalar al juego por frivolizar con lo acontecido recientemente.

Dan Houser, vicepresidente creativo de Rockstar Games, reveló años más tarde todos los cambios que tuvieron que llevar a cabo con GTA III para saber amoldarse al público. En primer lugar, los coches de policía tuvieron que recibir una nueva capa de chapa y pintura para parecerse los menos posibles a los de los agentes de policía de Nueva York. Liberty City, ciudad ficticia donde transcurren esta y la cuarta entrega numerada de la franquicia, estaba inspirada en la ciudad neoyorquina, por lo que había que andarse con especial cuidado.

De hecho, esto no es lo único que se cambió, el equipo tuvo que modificar las rutas aéreas de los aviones que se veían surcando el cielo para que no se acercaran a ningún rascacielos, debido también al parecido que cualquiera de estas escenas podría tener con los atentados del 11-S. Sin embargo, el cambio más radical y el que habría disparado una brutal polémica de no haberse realizado tenía que ver con una serie de misiones.

Un vagabundo llamado Darkel aparecía en la versión original para pedir al protagonista llevar a cabo una serie de misiones bastante peculiares, pero con un denominador común: el objetivo siempre era llenar edificios con explosivos. Podéis imaginar cuál era el resultado de estos requerimientos y lo que suponían para esta Nueva York virtual, como también lo que habría sucedido en caso de que no se hubiera modificado.

Fue un duro trabajo dado el estrecho margen entre el 11 de septiembre y el 22 de octubre, pero Rockstar Games supo capearlo y alterar Grand Theft Auto III para no causar más polémica de la que ya causaría su mera propuesta de juego. No hay que olvidar que la saga GTA nunca ha terminado de ser del agrado del público general aunque, curiosamente, su quinta entrega sea el juego más beneficioso de la historia.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar