Grand Theft Auto: Rockstar ha sido demandada por los motivos más disparatados y absurdos

Si ha habido una franquicia polémica a lo largo de la historia de los videojuegos esa ha sido Grand Theft Auto. Desde su mismísimo comienzo Rockstar nos permitió robar coches, atropellar a peatones, huir de la policía a toda velocidad y cometer los crímenes más salvajes, de modo que no es de extrañar que GTA siempre haya estado en el ojo del huracán y en el centro de las críticas, lo que se ha transformado multitud de problemas.

Precisamente por esa controversia (y por ser videojuegos de una calidad incuestionable) la saga Grand Theft Auto es una de las más exitosas a nivel de crítica y ventas de todos los tiempos, pero Rockstar ha tenido que hacer frente a todo tipo de demandas y problemas legales. De ello es precisamente de lo que queremos hablarte en el día de hoy, pues se trata de un tema que creemos que interesará incluso a quienes no son fans.

Para que te hagas una idea de lo que estamos hablando, se calcula que a lo largo de su historia Rockstar ha sido demandada por culpa de la franquicia Rockstar por un total de mil millones de dólares, aunque lo cierto es que casi nunca han perdido sus juicios y, por lo tanto, casi nunca han tenido que pagar las desorbitadas cifras que les pedían. En ese sentido, uno de los casos más conocidos es el de la cruzada de Jack Thompson.

Este individuo sostenía que GTA influía negativamente en los niños y afirmó que la franquicia inspiró a dos adolescentes a cometer terribles crímenes. Thompson presentó una demanda por valor de 246 millones de dólares contra Grand Theft Auto III, pero finalmente fue él el inhabilitado por demandas frívolas. Ese no era más que el comienzo de una serie de demandas cada cual más absurda y disparatada que la anterior.

Por ejemplo, cuando se lanzó Grand Theft Auto V en el año 2013 los fans Bruce McMahon y Christopher Bengston demandaron a Take-Two porque GTA Online iba a estrenarse dos semanas después del juego principal. Dos. Semanas. Obviamente la demanda no prosperó, pues se extendió durante meses y Rockstar ya había venido avisando de que el online podía no estar disponible desde el primer día de juego.

Lo cierto es que Take-Two también ha demandado a otros por GTA. Y es que la Autoridad de Tráfico de Chicago infringió un acuerdo comercial para promocionar GTA IV en los autobuses de la ciudad tras una oleada de crímenes. Take-Two reclamó 300.000 dólares a la organización, pero tras semanas de disputas y diferencias acabaron llegando a un acuerdo y la publicidad de Grand Theft Auto IV volvió a ponerse en circulación en Chicago.

Como ves, la saga Grand Theft Auto no solo ha sido polémica en su trayectoria por los temas que trata o por cómo los trata, sino por disputas legales que poco o nada tienen que ver con los videojuegos en sí. Estos no han sido más que unos pocos ejemplos, de modo que si te ha gustado el artículo y quieres leer más sobre este tema te invitamos a que nos lo hagas saber a través de la caja de comentarios para que lo tengamos en cuenta para futuros textos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar