Grand Theft Auto: San Andreas: Alguien ha conseguido comer el pedido gigantesco de Big Smoke

Grand Theft Auto: San Andreas: Alguien ha conseguido comer el pedido gigantesco de Big Smoke

Dos números 9, un número 9 grande, un número 6 con extra de salsa, un número 7, dos números 45, uno de ellos con queso y refresco grande. No es el pedido de una mesa de media docena de comensales ni un sketch de Barrio Sésamo de aquellos en los que Coco hacía de camarero. Es el demoledor pedido que hace Big Smoke en Grand Theft Auto: San Andreas en la misión Drive-Thru cuando pasa por el Cluckin’ Bell, un local de comida rápida a base de pollo frito del universo ficticio de Rockstar. Sin embargo, lo ficticio se ha trasladado al mundo real para demostrar que hay estómago que pueda soportar tamaña dosis de comida repleta de carbohidratos y grasas.

Matt Stonie, al cual deseamos se encuentre en buen estado de salud, es un comedor competitivo especializado en desafíos centrados en devorar comida, y pese a ello hay que decir que mantiene un tipo de lo más saludable como puedes ver en este vídeo. Eso sí, lo vas a ver engullir 9050 calorías de una sentada en poco más de media hora, de modo que o te va a abrir el apetito o por empatía vas a notar cómo tus coronarias se atrofian con una muralla de colesterol. Matt ha identificado cada una de las cosas que pide Big Smokes con sus correspondencias en los menús de varios restaurantes de comida rápida del mundo real y ha procedido a su ingesta. Y por si fuera poco, cada menú de los que ha pedido viene con sus patatas y bebida correspondientes, de los que también da buena cuenta.

Matt, que se había marcado un límite de una hora para meterse todo eso al cuerpo, no solo termina con casi la mitad del tiempo restante sino que además se permite afirmar que no era para tanto y que realmente lo que más le ha costado han sido las patatas fritas y las bebidas, hasta los topes de hielo. La verdad es que rebuscando en su canal, este muchacho se ha dado atracones escalofriantes y bastante más calóricos. De todas formas, no lo hagas en casa salvo que tengas una buena carga de insulina lista para echar a una mano a tu sufrido páncreas. En serio, si alguien nos puede decir que Matt se encuentra bien, que nos lo confirme que estamos preocupados. ¿Cuál ha sido tu mayor atracón de comida?

Cerrar