Grand Theft Auto V no te convierte en violento, como aclara un estudio

Grand Theft Auto V no te convierte en violento, como aclara un estudio

Un montaje en vídeo centrado en el lado más violento de los videojuegos ha sido la principal arma de la Casa Blanca a la hora de mantener su política con respecto a ellos. Esta estrategia tuvo ya su respuesta por parte de Games for Change, y ahora recibe otra más por parte de la Universidad Clínica Hamburg-Eppendore, de Alemania, y el Instituto Max Planck. Ambas entidades han realizado un estudio centrado por completo en Grand Theft Auto V para desmentir el mito de violencia y videojuegos.

El ensayo y los resultados han sido publicados en Nature. Tal y como viene reflejado, «una extensa intervención del juego [GTA V], en un tramo de tiempo de dos meses, no reveló ningún cambio concreto en los niveles de agresividad, empatía, competencias interpersonales, conductas relacionadas con la impulsividad, depresión, ansiedad o las funciones del control ejecutivo». Con un rango de 90 participantes en plenas facultades y una edad media de 28 años, sujetos que se movían en entre los 18 y los 45 años, se les dividió en 3 grupos distintos durante 8 semanas: uno centrado en un juego violento, Grand Theft Auto V; otro con uno no violento, Los Sims 3; y por último, uno sin jugar a nada.

Realizando la pertinente sesión de pruebas y tras esos dos meses con partidas continuas a los títulos mencionados, los especialistas han podido arrojar las conclusiones listadas arriba, a las que amplían añadiendo que «los resultados actuales proporcionan una fuerte evidencia contra los efectos negativos frecuentemente debatidos sobre jugar a videojuegos violentos». Los responsables de firmar el proyecto animan, además, a realizar el mismo experimento con sujetos de menor edad para terminar de corroborar su teoría.

Otro caso que sigue una linde que parece quedar fuera del campo de visión de muchos. Tras ver los resultados de este estudio, el debate sobre los juegos y su influencia en nuestra personalidad tiene algo más con lo que alimentarse.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar