Grandes obras de la literatura en los videojuegos

Hoy se cumplen 161 años de la publicación de una de las obras maestras literarias más grandes de todos los tiempos: Moby Dick. Y en AlfaBetaJuega, lectores empedernidos, no queríamos dejar pasar la ocasión de celebrarlo. No, no hablando de cachalotes y balleneros, sino de aquellos grandes libros que, de una forma u otra, han inspirado distintos videojuegos.

¡Para que luego no se diga que en esta redacción no fomentamos la literatura!

La Divina Comedia – Dante’s Inferno

Obra medieval imprescindible, La Divina Comedia de Dante no solo ha inspirado libros y poesías. También en los videojuegos ha tenido un gran peso. Especialmente en la aventura de acción que hace unos años realizaron Visceral Games y Electronic Arts. Muy libre, sí, pero con su cierta fidelidad al libro. Es una pena, eso sí, que finalmente no hubiese continuaciones. ¿Abandonamos aquí toda esperanza de ver una segunda parte?

Además, la sombra de Dante también está en el propio Devil May Cry. Solo hace falta fijarse en sus personajes principales, ¿verdad?

 

 

Drácula – Castlevania

Cuando Bram Stoker escribió Drácula, seguramente nunca pensó en la gran influencia que tendría su vampiro. Más que una novela, Drácula se ha convertido en todo un ícono. Películas, libros, juegos… el rey de los no-muertos está presente en todas partes. Todos los jugones conocerán sin duda Castlevania, morada del señor del Mal y todos sus secuaces. Por no hablar de otros juegos también destacables, como la aventura gráfica de PSOne Drácula Resurrección.

 

 

Los mitos de Cthulhu – Alone in the Dark

Padre de los survival actuales, Alone in The Dark fue un juegazo sin el cual no existirían Resident Evil o Silent Hill. Y a su vez el clásico de Infogrames jamás hubiese visto la luz sin las obras del gran H.P. Lovecraft. La mansión del juego, sus misterios, sus criaturas… Todo tenía un gran parecido a los libros del autor cósmico estadounidense. Incluso la edición del juego hablaba de él en su edición. El terror clásico por excelencia.

 

 

Alicia en el País de las Maravillas – Alice

Alicia en el País de las Maravillas, el inmortal y delirante cuento de Lewis Carroll, también tuvo su videojuego. O sus videojuegos, mejor dicho. Aparte de la macabra saga de American McGee’s (dos, hasta el momento), muchos otros títulos se han servido de su peculiar mitología. Sobre todo plataformas de Mickey Mouse o Bubsy. También Kingdom Hearts, claro. Incluso el primer film de Resident Evil tenía guiños a la obra (¿La reina roja? ¿Alicia?).

 

Frankenstein, o el moderno Prometeo – Frankenstein’s Monster

Pero no solo en la actualidad se adaptan libros clásicos. También en la época de Atari 2600 se hacía. Un caso bastante curioso fue el de Frankenstein’s Monster. Un atípico plataformas inspirado en la novela de Mary Shelley. El juego tenía ciertos toques de Pitfall, y además unos gráficos muy cuidados para su momento. Pero no ha sido el único título con este ser artificial como personaje. También en Castlevania ha hecho sus pinitos o en el simpático Dr. Franken.

 

 

La Odisea God of War

Aunque Kratos no tiene mucho que ver con el mundo clásico heleno, más allá de su naturaleza espartana, la verdad es que toda la mitología de la serie está claramente basada en obras griegas como La Iliada o, sobre todo, La Odisea. De hecho, uno de los mayores atractivos de God of War radica principalmente en pegarnos con medusas, cíclopes y demás fauna del Olimpo. Seguro que a Homero le hubiese hecho gracia verlo. Ah, bueno, que era ciego… Si es que realmente existió…

 

 

El Señor de los Anillos – El Señor de los Anillos

La trilogía de Tolkien, a quien ya dedicamos un especial en su momento, ha sido en el mundo de los videojuegos mucho más que las adaptaciones de EA (bastante buenas la mayoría, por cierto). Warner también ha desarrollado algunas aventuras últimamente dignas de mención, y la propia Súper Nintendo tuvo su juego de rol. Por no hablar de las videoaventuras de ocho bits.

 

 

Neuromante – Deus Ex: Human Revolution

¡Qué sería del cyberpunk sin William Gibson! Posiblemente nada. Y lo mismo sucede con el genial Deus Ex: Human Revolution. Grandes corporaciones, implantes tecnológicos, revoluciones digitales… todo nació de la mente de este visionario autor, incluso antes de que Microsoft y Apple gobernaran el mundo (comercial, al menos). Por supuesto, hay muchos otros títulos claramente influidos por él, como ya comentamos en este reportaje.

 

 

El Nombre de la Rosa – La Abadía del Crimen

Un gran clásico, en este caso moderno, que escribió el teólogo y filósofo Umberto Eco. Crímenes y aventuras en una abadía medieval, que fueron llevados al mundo de los videojuegos en este gran título patrio de la época de los ocho bits. La edad de oro del software español, sin duda.

 

 

El Padrino – El Padrino

¿Qué fue antes, el huevo o la gallina? A veces con los videojuegos, libros y películas sucede lo mismo. La retroalimentación que existe es bestial. Pero lo que está claro es que El Padrino fue creado por Mario Puzzo, quien desveló al mundo los secretos de la “Cosa Nostra”. Eso no quita que, claro está, la serie de Electronic Arts tuviese más que ver con el film de Coppola, Marlon Brando y demás hitos del celuloide.

Enrique Luque de Gregorio, redactor de AlfaBetaJuega

Publicaciones relacionadas

Cerrar