Grandes videojuegos de 2016 que han pasado desapercibidos

Grandes videojuegos de 2016 que han pasado desapercibidos

Cada año que pasa se lanza una mayor cantidad de videojuegos. Los triple A suelen copar toda la atención mediática y tan solo un puñado de títulos independientes consiguen hacerse un hueco entre los grandes medios y convertirse en fenómenos de masas. Sin embargo, y por el contrario, muchos otros indies se quedan en el camino y no logran tener relevancia entre el público ni la crítica.

Es por ello precisamente que hoy queremos reivindicar algunos de los grandes videojuegos de corte independiente que hemos podido disfrutar durante el pasado 2016 y que, por uno u otro motivo, han pasado desapercibidos o nadie ha hablado en profundidad sobre ellos. Estas son nuestras propuestas, pero estamos deseosos de que nos cuentes qué joyita has descubierto tú en 2016 de la que nadie habla.

That Dragon, Cancer

El sufrimiento de dos padres que vieron cómo su hijo de cuatro años luchaba contra el cáncer se ve plasmado en esta conmovedora y preciosa propuesta narrativa de unas dos horas de duración. Pocas veces un videojuego había emocionado de esta manera y, una vez más, se demuestra que el ocio electrónico también sirve para concienciar.

Virginia

El primer gran trabajo de Variable State ha sido un éxito sin paliativos. Mezclando Twin Peaks con un caso policial que investiga la desaparición de un joven en un pueblo americano, Virginia nos invita a una experiencia narrativa llena de metáforas visuales que nos dejarán pensando durante días. Su mayor particularidad: no tiene voces.

Picross 3D: Round 2

A finales del año 2016 Nintendo 3DS recibía Picross 3D: Round 2, una nueva versión del título de puzles de la Gran N que ha llegado a su exitosa portátil sin hacer mucho ruido pero cumpliendo su cometido a la perfección: hacernos pensar con sus más de trescientos desafíos en los que debemos estrujarnos los sesos para superarlo todo.

Quadrilateral Cowboy

El hackeo ha sido representado en muchas ocasiones en el mundo de los videojuegos con escaso éxito, pero lo cierto es que Quadrilateral Cowboy, pese a no ser excesivamente complejo, cumple bien con su premisa. En él controlamos a un hacker que debe preparar un asalto con su PC de 256k de RAM y su módem de 56,6k.

VA-11 HALL-A

Los mundos cyberpunk en los que la tecnología forma parte del día a día de una sociedad decadente son cada vez más comunes. La novela visual VA-11 HALL-A lo ha representado de la mejor forma posible: somos una persona normal que debe tomar decisiones cotidianas en un título en el que las buenas o malas decisiones nunca están claras.

Videoball

El fútbol en su forma más primitiva ha resultado ser uno de los videojuegos deportivos más divertidos de todo el año. Y es que en Videoball tan solo tenemos una vista cenital, un balón, dos porterías y triángulos que representan a los integrantes de cada equipo. Jugar solo es entretenido, pero hacerlo en compañía de amigos es incomparable.

Yomawari: Night Alone

Esta aventura de terror ha sido uno de los grandes títulos de PlayStation Vita en 2016, aunque también ha acabado saliendo en PC. En ella controlamos a una joven que debe adentrarse en un oscuro y terrorífico bosque para ir en busca de su hermana y su mascota desaparecidas. Nuevo éxito de los creadores de la saga Disgaea.

Publicaciones relacionadas

Cerrar