Grandes videojuegos modernos que nunca envejecerán mal

Grandes videojuegos modernos que nunca envejecerán mal

El tiempo pasa para todos y para todo y los videojuegos no son una excepción. De hecho, hay pocos campos y disciplinas que cambien tan rápido como el ocio electrónico en tan solo unos pocos años. La mejora en las tecnologías y los avances gráficos hacen que obras de arte que tienen poco más de cinco años ya nos parezcan antiguas y desfasadas. Es lo que se suele conocer como mal envejecimiento de los videojuegos.

De ello precisamente queremos hablarte en el día de hoy en nuestro nuevo artículo, pero del fenómeno completamente opuesto. Y es que lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de videojuegos que, a nuestro juicio, jamás envejecerán mal por el tipo de obras que son o los gráficos que ya tienen a día de hoy. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes las tuyas propias a través de la caja de comentarios.

Life is Strange

No cabe duda que la gran fortaleza de Life is Strange es su apartado narrativo. Tiene uno de los argumentos más profundos, sensibles y emotivos que ha dado la industria del videojuego y esa historia siempre será disfrutable, por mucho tiempo que pase. Ya en su día el juego de Dontnod no era un portento gráfico y se sostenía más en la belleza artística, por lo que el paso del tiempo no le tratará mal en ningún aspecto.

Cuphead

Este mismo año hemos podido disfrutar de una obra de arte en movimiento como es Cuphead. El videojuego de Studio MDHR se inspira en el cine de animación de principios del siglo XX para su apartado gráfico y sonoro y pertenece a un género tan clásico como el run & gun. Es un videojuego retro pero lanzado en nuestros días. Si ha gustado en 2017 lo seguirá haciendo en el futuro, aunque pasen muchas décadas.

Overwatch

El shooter multijugador de Blizzard lleva más de año y medio entre nosotros y no muestra síntomas de agotamiento. La comunidad sigue apoyándolo y podría seguir haciéndolo durante muchos años. Overwatch es divertido, atractivo gracias a sus gráficos de estilo cartoon y siempre está añadiendo nuevo contenido. Si sigue a este ritmo no vemos ningún motivo para que algún día se vea como un juego antiguo.

Superhot

Lo bueno de desarrollar una experiencia completamente alternativa a lo que suelen ofrecer los estándares es que llamas la atención sin necesidad de un apartado gráfico hiperrealista. Es el caso del shooter Superhot, en el que el tiempo solo avanza cuando nos movemos. Su apartado estético es sencillo y de corte retrofuturista, por lo que funciona a la perfección y lo seguirá haciendo por mucho tiempo que transcurra.

Journey

Lanzado en el año 2012, Journey es una de las aventuras independientes más bellas que hayamos tenido el placer de jugar. Artísticamente es delicioso, narrativamente es misterioso y atractivo y su multijugador es una experiencia indescriptible. Thatgamecompany cuajó una pequeña obra de arte que se completa en hora y media y que merece la pena rejugar de vez en cuando. Sin importar el tiempo que pase.

Ori and the Blind Forest

La debutante compañía Moon Studios tocó techo (aunque esperamos que siga creciendo) con su primer videojuego: Ori and the Blind Forest. Tiene una banda sonora exquisita, así como un apartado artístico que quita el hipo, pero también es divertido, desafiante y muy intuitivo. Es el tipo de aventura que se ve tan sumamente bien que creemos que nunca parecerá viejo por muchísimos años que pasen en la industria.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar