Grandes videojuegos que causaban una mala primera impresión

Causar una buena primera impresión es fundamental para tener éxito en la vida y no solo en los videojuegos. Sin embargo, en muchas ocasiones debemos superar la barrera, el muro, la montaña inicial para darnos cuenta de que estamos ante algo o alguien que sí merece la pena. Eso es precisamente lo que ocurre con los videojuegos de los que queremos hablarte hoy en la lista que hemos preparado y dejado a continuación.

Lo que encontrarás tras este texto es una selección de videojuegos que, por unos u otros motivos, podían echarte para atrás con sus comienzos, ya sea por ser demasiado difíciles, confusos o genéricos. No obstante, al adentrarnos en ellos nos dábamos cuenta de que estábamos ante obras que no podíamos ignorar de ningún modo. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos digas las tuyas.

The Witcher 2: Assassins of Kings

La saga The Witcher solo alcanzó la popularidad que merecía desde el primer momento con su tercera y última entrega, pero la segunda parte de la franquicia es un gran infravalorado. Su problema es que el juego requería que comprendiéramos muy bien las mecánicas de ataque pero no nos brindaba un tutorial, de modo que las primeras horas eran un frustrante ensayo y error en el que no dejaríamos de morir una y otra vez.

Spec Ops: The Line

Este shooter en tercera persona pasó desapercibido para la mayoría del gran público y hay una explicación muy razonable. A pesar de que a medida que avanzábamos nos encontramos con una de las mejores historias de la pasada generación, Spec Ops: The Line comenzaba como un TPS totalmente genérico en el que ni el gunplay ni el sistema de coberturas sorprendía de modo alguno. Solo podía engancharte su ambientación.

Fallout 3

No cabe duda de que comenzar el maravilloso RPG de Bethesda siendo un bebé y creciendo poco a poco fue una buena idea, pero la ejecución dejó que desear. Nuestros primeros pasos en el refugio 101 funcionaban a modo de tutorial y contextualización, pero era increíblemente largo. Lo que los jugadores querían era poder salir al exterior y disfrutar de la libertad, algo que Bethesda nos negó durante casi una hora de juego.

Mass Effect

Una de las mejores sagas de la pasada generación tuvo un comienzo dubitativo. Si bien la historia comenzaba con buen pie, la primera misión no era todo lo satisfactoria que se podía esperar. Para más inri, nuestro siguiente paso era ir a la Ciudadela, donde podríamos empezar a conseguir misiones secundarias. La caída de ritmo era brutal, pues podíamos estar varias horas en aquel lugar y seguir haciendo misiones no principales.

NieR: Automata

No nos malinterpretes. Los primeros minutos de NieR: Automata son absolutamente increíbles y una carta de presentación inmejorable. Sin embargo, si decides empezar tu primera partida en una dificultad alta y caes en combate durante esa introducción deberás repetirlo todo. Todo. Con sus secuencias de vídeo incluidas. Si te ha tocado sufrirlo (y encima ya habías jugado a la demo) te pondrás de los nervios.

Deadly Premonition

No es que la introducción de esta obra incomprendida fuera mala, sino que la primera impresión que te llevarías del juego sería pésima. La acción es una de las peores partes de un juego que destaca en su historia, sus personajes y su humor y es lo que deberíamos hacer mayormente durante los primeros minutos del videojuego. Si no te desanimó esa parte inicial seguro que supiste disfrutar de esta obra maestra.

Publicaciones relacionadas

Cerrar