Grandes videojuegos que fueron creados por pura casualidad

Es muy posible que en más de una ocasión hayas jugado a un videojuego que has acabado considerando una obra maestra y que, por lo tanto, pensaste que sus creadores lo tenían todo absolutamente planeado desde el principio. Sin embargo, lo cierto es que a veces los errores, las limitaciones técnicas o las pruebas de ensayo y error son los responsables de que un videojuego se convierta en un icono de la industria del ocio electrónico.

Precisamente de ello es de lo que queremos hablarte en el día de hoy a través de nuestro nuevo artículo, pues lo que encontrarás en la lista que te dejamos a continuación es una selección de grandes videojuegos que nacieron como fruto de la pura casualidad o que lo que los hace diferentes al resto no era algo planeado. Sin más dilación te dejamos con nuestras propuestas y te invitamos a que nos dejes otras que conozcas en los comentarios.

Silent Hill

¿Qué es lo más característico del pueblo maldito más conocido del mundo? En efecto, la niebla. Sin embargo este fenómeno meteorológico no estaba planeado inicialmente. La primera PlayStation era un sistema limitado tecnológicamente, de modo que el mundo abierto de Silent Hill no podía cargarse de golpe. Para solucionarlo se optó por introducir una espesa niebla que nos impidiera ver donde el juego no había cargado.

Kirby

El bueno de Kirby es uno de los personajes más adorables que Nintendo haya creado jamás. Su forma redondita oculta la capacidad que tiene de engullir a sus enemigos, pero lo cierto es que su creación fue muy peculiar. Al principio no sabían cómo iba a ser el diseño de Kirby, de modo que se creó un círculo que ocupara el espacio que el futuro personaje debía ocupar. Con el paso del tiempo acabó gustando tanto que se quedó esa forma, aunque se le añadieron algunos detalles como las facciones.

Metal Gear

La saga de Hideo Kojima tiene algunos de los mejores videojuegos de sigilo de todos los tiempos, pero al principio no iba a ser de sigilo. Metal Gear era un juego de acción convencional, pero la plataforma para la que estaba siendo desarrollado (MSX2) era tan limitada que Konami le dijo a un inexperto Kojima que arreglara el lío. No cabían muchos enemigos ni balas en pantalla, de modo que Hideo decidió dar un giro de tuerca al concepto del juego y convertirlo en una obra de sigilo.

Grand Theft Auto

Cualquiera pensaría que Grand Theft Auto ya nació con el caos y los delitos en mente, pero lo cierto es que inicialmente el proyecto que se estaba desarrollando se llamaba Race n’ Chase y consistía en carreras callejeras en las que la policía nos perseguía. Un error en el desarrollo hizo que los coches de policía fueran increíblemente agresivos y nos echaran de la carretera. Ahí se le encendió la bombilla a Rockstar y acabó cambiando el concepto del juego para dar lugar a algo parecido a lo que hoy conocemos.

Counter-Strike

No cabe duda de que la historia de la saga Half-Life es una de esas que no se olvida, pero la verdad es que el multijugador no estaba a la altura. Dos programadores llamados Mihn Le y Jess Cliffe decidieron hacer un mod para el juego que mejorara ese online, al que llamaron Counter-Strike. Cuando el título alcanzó una enorme popularidad Valve no tuvo más remedio que contratar a ambos para que desarrollaran una versión completa.

DOTA

Un grupo de fans tomaron el mapa de Starcraft llamado Aeon of Strife y lo convirtieron al motor de Warcraft 3 gracias al software de edición del juego que Blizzard había lanzado gratuitamente. A ese mapa lo llamaron Defense of the Ancients, lo que a la postre acabaría llamándose DOTA. Todo se basaba en el concepto de tower-defense, pero con algunas variaciones. Este mod que acabó convirtiéndose en un juego oficial de Valve no solo fue exitoso como juego, sino que contribuyó a crear el género MOBA.

Publicaciones relacionadas

Cerrar