Guía de Dragon Quest XI para subir rápido de nivel con hasta 800.000 de experiencia por combate

Dragon Quest XI es uno de los grandes juegos del año. Desde su lanzamiento el pasado mes de septiembre, la propuesta de Square Enix ha conquistado los corazones de los amantes del JRPG más puro. No obstante, hay un escollo con el que muchos se encuentran en este tipo de propuestas: la subida de nivel de los personajes, que puede suponer un auténtico reto a la hora de afrontar la batalla final o realizar tareas varias. Pero no te preocupes, porque te traemos una solución de lo más eficaz.

Consiste en una técnica infalible con la que podrás obtener desde 400.000 a 800.000 puntos de experiencia garantizados con un solo combate, dependiendo del nivel que tengas. Aunque hay que cumplir varios requisitos antes de poder realizarlo y cuenta con dos vertientes que explicaremos a continuación. Primero te ofrecemos una lista con los requisitos de cada personaje:

  • El Luminario debe haber desbloqueado la habilidad Fuente de Inspiración en el panel de personaje
  • Erik debe haber desbloqueado la habilidad Criticón en el panel de personaje
  • Jade debe haber desbloqueado la habilidad Asalto Relámpago en el panel de personaje
  • Hendrik debe haber desbloqueado la habilidad Hacha Asesina en el panel de personaje (y debe tener equipada un hacha)
  • Serena debe haber desbloqueado la habilidad Asalto Trueno en el panel de personaje (y debe tener equipada una lanza)

En este caso, Hendrik y Serena pueden ser opcionales, pero se recomienda hacerlo, ya que aumenta las probabilidades de tener éxito. Una vez desbloqueadas estas habilidades, hay que incluir en la formación inicial a Rob, Erik, Jade y Servando e iniciar una batalla contra un grupo de enemigos débiles que no dispongan de ataques con estados alterados o perjudiciales. La zona más apta es el campamento de Heliodor, por ejemplo. Una vez se inicia el combate, hay que defender con todos los personajes hasta que alcancen el grado de inspiración. También hay que hacerlo con el Luminario, algo que es muy sencillo, ya que se hace al instante con la habilidad Fuente de Inspiración.

  • Nota importante: cada vez que un personaje se inspire, hay que cambiarlo por otro para evitar que pierda la inspiración.

Una vez conseguidos los cinco estados de inspiración, hay que terminar la batalla rápidamente y guardar la partida, ya que hay un movimiento que puede fallar y así se facilita la carga desde ese punto para no perder el progreso. Tras ello, en la formación deben estar el Luminario, Erik, Jade y Servando (este último equipado con una inspirapicota, objeto que solo puede obtenerse por encima de nivel 70) e iniciar una batalla similar a la anterior.

Aquí es donde empieza lo interesante de esta técnica: nada más comenzar la batalla hay que realizar el poder de inspiración Aleluya, para el que son necesario el Luminario, Erik y Jade. Con él se permite ampliar el número de monedas que se ganan, garantiza la obtención de objetos al final del combate y otorga muchísima más experiencia de la habitual. Tras ello, hay que cambiar a Erik por Rob (que ya estaba previamente inspirado). Una vez hecho esto, hay que volver a utilizar la habilidad Fuente de Inspiración para alcanzar el estado con el Luminario y utilizar la inspirapicota que tiene equipada Servando para inspirar a Jade. Con ello, se puede activar el poder de inspiración Electroluz, para el que son necesarios Jade, Servando y el Luminario. Este poder transforma a cualquier grupo de enemigos en limos metálicos, los que otorgan más experiencia en todo el juego.

  • Nota importante: el poder de inspiración Electroluz puede hacer aparecer máquinas si no resulta efectivo. En caso de fallar, bastaría con cargar la partida en el punto anterior.

Después de realizar Electroluz con éxito hay que utilizar el poder de inspiración de Rob Nana de Dundrasil para dormirlos y así impedir que huyan y facilitar el éxito del combate. Tras ello, es el momento de llamar al combate a Erik, Hendrik, Jade y Serena. Con ellos cuatro y las habilidades que hemos mencionado arriba se realizan ataques críticos, lo que garantiza derrotar a los limos metálicos con un solo golpe. Consiguiendo derrotar a los tres limos se pueden obtener entre 400.000 y 800.000 puntos de experiencia.

  • Nota importante: si estás por encima del nivel 70 y en un punto avanzado de la historia, pueden aparecer reyes limos metálicos despiadados, lo que amplía las posibilidades de alcanzar los 800.000 de experiencia.

Pero, ¿qué puedes hacer si no has alcanzado el nivel 70 y no dispones de inspirapicotas? No te preocupes, hay una variante algo más lenta, pero igual de efectiva. Tras guardar la partida después del primer combate, cambia a Servando por cualquier otro personaje y tras usar Aleluya, defiende de nuevo hasta que Jade vuelva a inspirarse. Al conseguirlo, el proceso a seguir será el mismo, pero la experiencia no será tan alta.

Esperamos haberte ayudado con este método para poder subir a los personajes de Dragon Quest XI de una manera rápida y sencilla. En cualquier caso, si prefieres verlo en vídeo de una manera más ilustrativa, aquí mismo te dejamos uno donde se explica el proceso.

 

 

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar