Hablamos con Yoshinori Ono, productor de Street Fighter X Tekken

No es la primera vez que nos encontramos con Yoshinori Ono, el máximo responsable de la serie de lucha Street Fighter. Y, por lo tanto, tampoco es la primera vez que comprobamos que se trata de uno de los desarrolladores más simpáticos y excéntricos que circulan por este sector. En este ocasión, Ono ha pasado por Madrid para presentar a los medios el nuevo Street Fighter X Tekken, sobre el cual hemos tenido ocasión de hablar en profundidad.

Para empezar, Ono nos ha dejado muy claro que quiere atraer a un público cada vez mayor al género de la lucha. Algo que no resulta sencillo, dado lo complicado que éste parece para los usuarios menos veteranos, pero para lo que cuenta con sus propias armas. “Hemos querido desarrollar un sistema accesible, fácil de jugar, pero que también resulte atractivo para los expertos”, nos ha asegurado el creativo.

Igualmente, y pese a su desenfado habitual, Ono ha sido bastante condescendiente con las eternas rivalidades entre Tekken y Street Fighter. Para él, se trata de series hermanas que caminan en la misma dirección. Por eso, el desarrollo del crossover tiene todo el sentido del mundo. “El juego resulta todo un festival, pura diversión. No hemos pretendido crear rivalidades entre ambas series, sino al contrario, crear un concepto divertido y respetar al máximo las dos franquicias”. ¿Y cómo conseguir algo así, teniendo en cuenta las diferencias que existen entre ellas?  Él mismo lo ha respondido: “sabíamos que no era cuestión de meter personajes de Tekken en un Street Fighter, ni al contrario, sino de crear un punto intermedio entre ambos juegos. Al principio, tanto a los aficionados a Namco como a los de Capcom les puede parecer un poco raro el control, pero a los diez minutos de probar el juego la mayoría de ellos se terminará haciendo a él”.

De hecho, Ono ha respondido con mucha tranquilidad ante nuestra pregunta de si ha tenido alguna presión especial por parte de Namco a lo largo del proyecto. “En absoluto”, nos ha asegurado. “En realidad el productor de Tekken y yo somos amigos, por eso sabíamos que ambos íbamos a ser respetuosos con el trabajo del otro, que no disgustaríamos a ningún fan”.

Por su forma de expresarse, resulta evidente que el desarrollador japonés disfruta con su trabajo, y más aún compartiéndolo con los jugadores de todo el mundo, a los cuales ha agradecido su apoyo, incluso en los casos en los que ha sido “insultado” a través de distintas redes sociales.

El sentido del humor es ya su característica más conocida. Lo que ha dejado muy claro al hablarnos de la posibilidad de fusionar Street Fighter con alguna otra franquicia. “Sí, claro, sería bueno hacer un Street Fighter contra la oveja Shaun, Snoopy o Bob Esponja”, bromea. “No, hablando en serio, me encantaría trabajar en un juego con personajes de Soul Calibur, Final Fantasy o cualquier serie conocida por el estilo. Tendré que hablar con sus responsables”.

Por el momento, serán los luchadores de Street Fighter y Tekken los que, en un pacto histórico, se verán por primera vez las caras el próximo 9 de marzo. Un juego que, sin duda, todos los amantes de la lucha esperamos con muchas ganas. Y más aún después de haber podido ver el entusiasmo que muestra por él su máximo responsable. Ojalá pronto le veamos por nuestro país de nuevo.

Enrique Luque

Publicaciones relacionadas

Cerrar