Un joven de 24 años se declara culpable de haber hackeado a Microsoft y Nintendo

Durante semanas robó miles de archivos confidenciales y datos de usuarios.

Calavera Zammis Clark, conocido como Slipstream o Raylee, se ha librado de la cárcel. El joven de 24 años fue acusado de varios delitos informáticos y se le ha juzgado en Londres, donde fue detenido en junio de 2017. Por entonces, Clark había hackeado a Microsoft para obtener información confidencial accediendo a la red de la compañía de forma remota durante al menos 3 semanas. En ese período de tiempo fue capaz de descargar 43.000 archivos y tras ello, entró en sus servidores que contienen copias confidenciales de las versiones preliminares de Windows para más tarde compartirlo.

Los fiscales indican que debido a esto otros hackers de Francia, Alemania o Emiratos Árabes pudieron acceder a esta información. Tras una investigación conjunta de Microsoft, el FBI, EUROPOL y la Unidad Nacional de Delitos Cibernéticos (NCCU) de la NCA, la policía encontró los archivos robados en el ordenador de Clark. Tras su arresto, fue liberado sin restricciones y Clark continuó hackeando, esta vez a la red interna de Nintendo en marzo de 2018. Consiguió acceder y piratear los servidores de desarrollo de juegos que aún no se han anunciado, pero además robó 2.365 nombres de usuario con sus contraseñas hasta mayo de 2018 cuando Nintendo se dio cuenta de la brecha de seguridad. Entre las dos compañías estiman que sus infracciones han supuesto daños por un valor de entre 3 y 4 millones de dólares.

En el juicio, Zammis Clark se ha declarado culpable de todas las acusaciones, pero se librará de la cárcel por su autismo y ceguera, según recoge The Verge. Esta circunstancia personal de Clark le hace más vulnerable, así que el juez consideró que la prisión supondría un riesgo para su seguridad. A través de una carta, los padres de Clark hablaron sobre la rehabilitación de su hijo y los sacrificios que requiere su trastorno. Juegos como Fortnite tampoco están exentos de esta vulnerabilidad y hackers adolescentes ganan miles de libras a la semana robando cuentas de jugadores.

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas. Camino de Grand Line.

Publicaciones relacionadas

Cerrar