Harley Quinn tiene una nueva explicación para el origen de su locura

Harley Quinn tiene una nueva explicación para el origen de su locura

La historia de Batman: White Knight quiere seguir poniendo patas arriba todo el lore preestablecido de este universo conformado por DC. Si no era suficiente con poner al Joker como alguien benevolente, curado de su locura y dispuesto a meter entre rejas a Batman por vías legales debido a la amenaza que supone para Gotham, ahora quiere contar de nuevo la historia de Harley Quinn, cambiando por completo el origen de su locura.

De nombre real Marian Drews, el argumento la deja actualmente como Neo Joker. Realmente, tal y como recogen en Comic Book, se la podría definir como una impostora de la original, la Dra. Harleen Quinzel. En números anteriores de esta saga se reveló que las dos son versiones distintas de un mismo personaje y que esta, que se encuentra causando el caos en Gotham como versión renovada del Joker, es quien encajaría con el perfil de la Harley vista en el Escuadrón Suicida. Mientras, la doctora sería a la que todos conocimos por llevar el mono negro y rojo tan característico.

Pero, volviendo a Drews, la historia de sus comienzos con el Joker y su descenso a la locura parte de un robo a un banco. Rota por acabar la relación con su antigua pareja, tenía tendencias suicidas que la incitaban a cortarse los brazos. Sin embargo, el día del atraco y con la pistola del Joker apuntándole a la cabeza, el instinto de supervivencia salió a la luz y decidió cooperar con el mismo que, accidentalmente, la llamaría Harley. Comenzaron a intimar y el resto ya, es historia, aunque en esta trama hay un detalle bastante importante a remarcar, y es que esta Quinn sabe que padece Síndrome de Estocolmo, pero su locura es tal que no le importa.

Así, el argumento de los cómics, tras el retorno del viejo amor del Joker y su reconciliación tras ver que este ha vuelto a la cordura, apunta a un choque entre ambas féminas. La nueva Harley, que quiere recuperar al loco maníaco del que se enamoró, y la vieja, la doctora que prefiere contar con un Jack Napier en sus cabales.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar