Hasta los personajes de videojuego tienen sus demonios internos

Hasta los personajes de videojuego tienen sus demonios internos

Protagonizar un videojuego es algo que, vamos a admitirlo, está bastante bien y a cualquier le gustaría porque da un cierto caché. ¿Te permitiría tener una legión de fans que haría versiones pixeladas de tu efigie con Hama Beads? Sí. ¿Te daría la felicidad? Lamentablemente, no. Puede que la vida parezca una contínua algarabía para Sonic y Mario, pero aunque no lo creas, también tienen sus demonios interiores.

Unos demonios de los que ni corriendo con la mayor rapidez, ni lanzando bolas de fuego ni cogiendo estrellas de invulnerabilidad pueden escapar. No son jefes de nivel, no. Estos demonios interiores los llevan muy arraigados en su psique y no les dejan ni a sol ni a sombra. ¿Te has planteado alguna vez que si luchan contra Robotnik o Bowser es para no tener que enfrentarse a algo mucho peor? Medita, medita sobre ello.

Si crees poder soportar la dolorosa verdad sobre algunos de los personajes de videojuego más famosos, esa verdad que les correo y les carcome lentamente desde dentro con dolorosos mordiscos desde el fondo de su corazón, el artista Christopher Hemsworth te va a mostrar a través de Geeks Are Sexy este lado tan deplorable de unos personajes que solo tienen un archienemigo: Ellos mismos.

Observa estas imágenes. Observalas, y luego ten compasión por ellos. Cuando estamos a los mandos, están en la cima. Cuando tienen un momento para reflexión, descienden a su propio infierno. Nunca nadie dijo que fuera fácil…

“No puedo correr más que mi pasado”

“Nadie me ve tal como soy”

“A la oscuridad, una vez más”

“Soy una decepción constante”

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar