Hasta Samus Aran se ha tenido que buscar un segundo empleo

En estos duros tiempos que corren de apretarse cinturones y estirar pagas paupérrimas, ni los personajes de videojuego escapan al chaparrón. Y si eres un autónomo como Mario que se codea con la realeza y sabes que no te falta curro porque los secuestros están a la orden del día, pues pase. Pero si has de ocuparte del mantenimiento de una armadura, de una nave espacial, costearte los viajes de un sistema solar a otro sin dietas ni nada… pues es un palo, oye.

No nos extraña que al final Samus Aran haya tirado por la senda del pluriempleo para sacarse unos euritos extra, porque lo cierto es que con la cadencia con que salen sus títulos no le debe dar para mucho. Por suerte parece que, tal como vemos en Dorkly, ha podido dar con algo en lo que aprovechar sus habilidades. Qué bien, Samus. ¿Nos podrá sacar entradas para ver a Pau Gasol?

Publicaciones relacionadas

Cerrar