Hay un jugador que no puede dejar de hablar con un NPC concreto de Red Dead Redemption 2

Esta historia es una de esas que solo pueden suceder cuando un videojuego abre tantísimas posibilidades a quienes interactúan con su mundo virtual. El trabajo de Rockstar Games con Red Dead Redemption II es algo que, por si no había quedado claro ya, ha conseguido que todo el mundo que posee en su interior sea tremendamente realista. Arthur Morgan, el protagonista, puede hacer prácticamente de todo en cada urbe, desde provocar un tiroteo hasta pararse a hablar con un vagabundo, y precisamente de eso último va lo que queremos contaros.

En Kotaku se hacen eco de una historia vivida en primera persona. Dentro de Valentine, la primera ciudad que visitas durante la partida, hay un pobre sin techo que viste como un veterano de guerra y al que, precisamente, le falta un brazo por haber combatido. Mostrar interés por él con una pequeña charla es más que suficiente para que cuente con todo lujo de detalles los sucesos enmarcados en un acontecimiento que forma parte de la historia estadounidense, pero también hace que su presencia se acentúe. Es alguien que, en el fondo, necesita ayuda, pero que al mismo tiempo puede resultar realmente agobiante.

Si el jugador es alguien que no sabe decir que no, se verá hablando en más de una ocasión con él, por mucho que considere que tiene otras cosas más importantes que hacer. El que narra esto, el jugador que ha comprobado lo que sucede, relata también que no es capaz de dejar de hablar con él. Tras haber charlado un par de veces, ha llegado a sentir cierta empatía por su persona, por su historia y por su actitud. Y lo peor de todo, es que aparece allá por donde vaya en la localidad. ¿Está cabalgando por las calles? Ahí está. ¿Está tomando una copa en el salón? Ahí aparece.

Algo tan aparentemente inocuo como un NPC demuestra hasta qué punto es una persona es más o menos dura a la hora de atender a las necesidades, falsas o no, de un tercero. Y eso es precisamente uno de los puntos que más pueden ensalzar el trabajo de Rockstar Games. Los pequeños detalles son sumamente importantes cuando se trata de recrear un mundo para que parezca totalmente vivo, y con Red Dead Redemption II parecen haberlo logrado. Tened cuidado cuando charléis con cualquier transeúnte en la piel de Morgan, puede que conectéis demasiado con lo que tengan que contaros.

Compra ya Red Dead Redemption II

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar