He aquí una fiel réplica de un iPhone 5 en acero. ¿Para qué sirve? Buena pregunta…

¿Quién no querría tener un iPhone 5? Pero claro, a veces el poderío económico no acompaña y menos últimamente. Sin embargo todo se consigue en este mundo con determinación, creatividad y herramientas adecuadas. Factores todos ellos que han llevado a un chino anónimo a crearse su propio iPhone 5 en acero.

Tal como nos cuenta Kotaku, ni corto ni perezoso nuestro protagonista ha cogido un bloque de acero de 140x60x6 milímetros y ha dejado que su habilidad y la artesanía hagan el resto. Tras conseguir darle forma, pulirlo, dibujarle un logo de Apple y pegarle un papel con un escritorio de iOS impreso, nuestro hombre ya tiene su propio iPhone 5 hecho de acero. No recibirá llamadas, pero tampoco tendrá que preocuparse por si se le cae al suelo. En todo caso, sufrirá por su parqué o sus baldosas. Os dejamos las imágenes del proceso de fabricación, pero la pregunta que nos surge ahora es: ¿Y qué hacemos con un iPhone 5 de acero macizo? 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar