Hearthstone tiene una extraña estrategia para ganar agotando el tiempo de partida

A grandes males, grandes remedios, es lo que a veces pasa por la mente de un jugador de Hearthstone cuando se enfrenta a barajas desmesuradamente poderosas como está sucediendo con las de la clase de druida tras la expansión Caballeros del Trono Helado. Sin embargo, en el propio mecanismo interno del juego y en un estilo de baraja clásico parecen haber dado con la estrategia que sea la horma para el zapato de estos oponentes.

No es algo de conocimiento muy extendido, pero una partida de Hearthstone tiene un límite de tiempo que no aparece específicamente en pantalla, sino que se mide a nivel interno. Son 90 turnos, tras los cuales antes se declaraba una derrota para ambos jugadores. Y para aprovechar esto con la filosofía de que, al menos, puestos a perder que tampoco gane el oponente, desde hace cosa de un par de años hay un tipo de mazos llamados “de fatiga” que no tienen mucha relevancia oficial pero que ahora pueden volver a ponerse de moda con tal de frenar a los mazos más desequilibrados. Especialmente ahora que, como cuenta Kotaku, Blizzard ha establecido una nueva regla por la que tras este límite de tiempo, sí habrá un vencedor. El jugador con más salud y armadura gana, regla que entrará en vigor en próximos torneos.

 

Can't tell if this is a rule or a copy pasta pic.twitter.com/J4fz5bNL91

— Sebastian Bentert (@XixoHS) 14 de septiembre de 2017

 

En concreto, el guerrero de fatiga es un mazo pensado para arrasar a todas las criaturas sobre el tablero y sobrevivir ad eternum, marcando uno de los ritmo más lentos posibles en el juego. Hace poco, el jugador profesional David “Dog” Caero rescató este tipo de mazo tras hacerle unos pequeños ajustes. Su secreto es la Mano del Hombre Muerto, que envía toda tu mano al mazo. La combinación de dos de ellas puede crear un bucle que sirve para este propósito de lograr agotar el tiempo.

Así pues, la idea una partida con este mazo es ver a los jugadores barajar su mano una y otra y otra vez mientras acumulan armadura y esperan un despiste para poder ganar ventaja. Una partida de desgaste que a raíz de que entre en vigor la regla parece que se extenderá en competiciones oficiales. La perspectiva de ver una partida de dos horas en este plan no es muy atractiva para el espectador, pero ciertamente demuestra que Hearthstone da mucha cancha al plano estratégico. ¿Te parece bien que los profesionales se decanten por estas estrategias?

Cerrar