Hellblade: Senua’s Sacrifice se actualiza en Xbox Series X|S con ray tracing y otras mejoras gráficas

El juego de Ninja Theory cumple cuatro años desde su lanzamiento.

Hellblade Senua’s Sacrifice cumple hoy su cuarto aniversario a la venta y ha querido celebrarlo como corresponde, mejorando la experiencia original del juego con una actualización en su versión de Xbox Series X|S que implementa DirectX Raytracing, mejoras de resolución y otros ajustes gráficos. Lo mejor de todo, es que no habrá que esperar a poder probar las mejoras, porque se encuentran ya disponibles.

A través de un nuevo tráiler del juego, Ninja Theory detalla el contenido de esta actualización donde el plato fuerte es la implementación de ray tracing, aunque también incluye gráficos mejorados y un modo resolución para disfrutar de esta obra como nunca antes. Por supuesto, también cuenta con las mejoras habituales de los juegos de nueva generación, como mejor rendimiento, tiempos de carga y Quick Resume para pausar la partida y retomarla en cualquier momento, podemos leer en una entrevista con Xbox Wire.

Pese a ser un juego de hace 4 años, Hellblade sigue siendo todo un espectáculo visual, artístico y sonoro, lo que le valió 5 premios BAFTA en su día. Con esta optimización para la nueva generación de consolas de Microsoft, Ninja Theory pone en valor todas esas fortalezas para redescubrir la historia de Senua tanto por aquellos que ya jugaron en su día, como los nuevos jugadores que se adentren en su universo de cara a su secuela, Senua’s Saga: Hellblade II.

Hellblade: Senua’s Sacrifice está disponible también para PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch, aunque estas mejoras hoy son específicas para la versión de Xbox Series X|S, donde se encuentra también disponible dentro del catálogo de Xbox Game Pass. Su secuela, Hellblade II, sigue en desarrollo para Xbox Series X|S y PC, y compartió un pequeño avance en el pasado E3 2021. Su lanzamiento aún se prevé para largo plazo, no llegaría antes de 2023.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar