Hogwarts implanta su sistema de casas y puntos en la Universidad de Siracusa

Los libros de Harry Potter dejaron de tener continuaciones hace años, pero sus adaptaciones cinematográficas siguen tan vigentes como el primer día. Según se ve, la fiebre por “el niño que vivió” está lejos de apaciguarse. De hecho, parece que está más viva que nunca si nos atenemos al caso de que algunos estudiantes estadounidenses van a vivir la magia de este universo muy de cerca este año tal y como confirma Business Week.

La Whitman School of Management de la Universidad de Siracusa ha decidido motivar a sus alumnos de un modo muy especial. Han dividido al cómputo de sus alumnos en cuatro grupos y los han categorizado a cada uno como si fuera una casa del castillo Hogwarts de magia y hechicería. Así, cada casa tendrá un escudo y un nombre al igual que Harry, Draco y el resto de personajes de la novela de J.K. Rowling.

Cada equipo deberá hacer sus deberes e interesarse por las finanzas más que el resto para conseguir puntos. Se podrán sumar una mayor cantidad si se hacen tareas secundarias no obligatorias como lecturas o mostrar sus dotes en programas informáticos. Quien consiga amontonar el mayor número de puntos posible a final de año, se hará con la copa de la facultad y tendrá acceso a una cena con el rector. Algo que rememora a la perfección el evento de final del curso con Dumbledore.

Un total de 400 estudiantes participarán por primera vez en este programa de entusiasmo para alumnos. Probablemente, el más atractivo y original que se haya hecho hasta la fecha.

Publicaciones relacionadas

Cerrar