Housemarque asegura que el género arcade está muerto

Hace poco, tras el cierre de Visceral Games, se debatía si las aventuras para un solo jugador habían muerto, pero mientras ese debate sigue sobre la mesa lo cierto es que sí hay un género que parece abocado a desaparecer definitivamente. Así lo ha asegurado el estudio finlandés Housemarque, responsables de obras como Resogun, Dead Nation o Alienation, tras el fracaso en ventas de su último gran proyecto, el genial Nex Machina.

En un durísimo comunicado que han titulado “los arcades están muertos” han explicado que su intención siempre había sido acercar a la actualidad títulos que recordaran a las recreativas clásicas y que creen que lo han conseguido, pues sus obras siempre han logrado grandes valoraciones. Sin embargo las ventas no acompañan a la crítica profesional. Desde Housemarque aseguran que algunos de sus juegos sí han conseguido repercusión, pero lo han hecho al ser regalados como parte de alguna promoción.

Así las cosas el estudio finlandés cree que es hora de avanzar de la mano de la industria del videojuego, abandonar los arcades y apostar por experiencias multijugador con sólidas comunidades de usuarios, aunque sus trabajos siempre tendrán un lugar en su corazón. “Nuestro objetivo como empresa sigue siendo el mismo: crear experiencias de juego agradables y memorables”, concluye el estudio en este triste comunicado.

Publicaciones relacionadas

Cerrar