Imaginando: El Nombre del Viento

Imaginando: El Nombre del Viento
 
Los aficionados a la fantasía y la aventura estamos de enhorabuena: El Nombre del Viento tendrá un videojuego oficialmente, aunque es lo único que se sabe de momento. Viendo cómo empiezan a materializarse las ideas de Patrick Rothfuss en pantalla grande o pequeña, hemos querido imaginar cómo será este salto a consolas. Aunque no haya ninguna base a la que sujetarse, siempre se pueden coger referencias en otros videojuegos y añadir un toque personal, con todos esos elementos que nos gustaría encontrar en él. 
 
Para empezar, si eres seguidor de la Crónica del Asesino de Reyes, sabrás que tras una portada floral y una estrategia de venta fantástica, se encuentra una historia que poco tiene que ver con el rol que acostumbramos: hasta la fecha, poca violencia, nada de armas y un sinfín de aventuras que pasan más por el ingenio, que por la espada. Eso sí, no falta la magia científica en esta historia, y quizás sea esta la seña de identidad del universo de Kvothe. Con todos estos elementos sobre la mesa, nos hacemos las diferentes preguntas necesarias, para ubicar la historia dentro de un género y una compañía.
 

¿Qué género es el que mejor encajaría con la adaptación?

Aparentemente, el RPG sería el más adecuado, ya que el libro reúne muchos de los elementos que se encuentran en este género: idas y venidas, misiones, estrategias y retos, todo en un telón pseudo medieval y fantástico. Pero, en realidad, El Nombre del Viento, sería un tanto incompatible con un estilo que basa su progreso, principalmente, en los combates y en la lucha. Descartamos pues, una adaptación como The Witcher o Dragon Age. También queda fuera el rol clásico, o la estrategia, pues no sería acorde con lo que demandan los nuevos tiempos.
 
Viendo el peso que tienen los acontecimientos en la trama, y conscientes de que lo primero que vendrá será una serie televisiva, o algún producto masificado para crear una audiencia sólida, no es de extrañar que Telltale entre en juego. El estudio acostumbra a adaptar todos los productos de televisión que más venden y lo hace a su manera, una en la que la historia puede ser contada y no sufrir en detrimento de la jugabilidad. 
 
 
En el caso que nos atañe, podría funcionar, pero irremediablemente se perdería espectacularidad y posibilidades. El mundo de Kvothe es muy grande, y no solo se centra en una historia lineal, hay cientos de acontecimientos paralelos, personajes autónomos y habilidades que de explotarse libremente, lucirían espectaculares. Además, la toma de decisiones podría desvincularse del libro en algunos puntos y eso llevaría a crear un juego paralelo, con ideas originales, pero por sin fidelidad. Telltale sería funcional, pero se quedaría corto, por tanto, descartamos una adaptación estilo Juego de Tronos, o The Walking Dead. 
 
Con las habilidades mágicas como eje central, una historia que no puede pasarse por alto, y la capacidad de explorar el mundo, se vienen a nuestra mente aquellas primeras adaptaciones de Harry Potter: el pequeño mundo de Hogwarts era abierto y explorable, se podía jugar libremente en determinados puntos, y en ciertos momentos, había que seguir una historia, aprender nuevas habilidades y resolver nuevos misterios. Suenan por ahí, algunas comparaciones que, de hecho, encuentran ligeras similitudes entre la historia de J.K. Rowling y la de Kvothe. Estos elementos comunes, nada tienen que ver con el universo y los acontecimientos, pero quizá sí con la disposición: Una materia que aprender, un lugar donde aprenderla y un personaje capaz de llevarla a cabo. La adaptación distribuida por Electronics Arts, tendría, como decimos, serias papeletas.
 
A esta base construida, no le vendrían mal ciertos elementos de Skyrim. El juego de Bethesda tiene un ambiente, un mundo y una forma de juego, que bien podrían encajar en el mundo de Kvothe. Sobre todo, en el apartado de la magia y la manera de desarrollarla. Los gritos quedarían sustituidos por vínculos, pero ambos deben aprenderse con elementos del entorno y no son inherentes al personaje.
 
 
 
¿Qué elementos imprescindibles debería tener el videojuego?
 
Para que El Nombre del Viento pueda tener un videojuego a su altura, sin duda haría falta una fidelidad a los elementos que dan su seña de identidad. Un mundo original, un personaje heroico pero sencillo a la vez, una historia central y algunas paralelas y una jugabilidad lejos de lo que conocemos hasta ahora: mucha lucha y pocas nueces.  Es en este punto, donde más dificultad existe, ya que hay pocas referencias actuales, que muestren un tipo de juego alejado del combate, y centrado en otros elementos, no por ello faltos de violencia.
 
Desde luego, sería muy interesante dividir este juego por capítulos e iniciar cada uno de ellos, con Cronista y el protagonista narrando sus hazañas. Sería una manera de segmentar la historia y ayudar al jugador a definir sus objetivos. Dentro de cada bloque primaría la historia principal, pero habría posibilidad de explorar los entornos que se ofrecieran. Un elemento fundamental, es la detallada construcción de los lugares, pues el encanto de La Factoría, Los tejados o el propio Eolio son una parte importante del éxito de esta saga.
 
Además, hace falta una cuidada interacción con los personajes. Los videojuegos con excesivos diálogos suelen ser cargantes, pero la falta de ellos, puede hacer que la historia se desvirtúe y tienda únicamente a una jugabilidad descafeinada. Quizás, la posibilidad de manejar a Denna en algunos puntos, le diera un toque de frescura y por qué no, ese toque femenino que tanto se busca en la actualidad. 
 
Que no se olviden tampoco, de incluir un sistema para tocar los instrumentos. Pues será necesario en distintas partes y encajará a la perfección con un estilo de juego original y novedoso. Tocar el Laúd puede ser uno de los puntos clave en el futuro videojuego, y del que dependa parte del progreso de la trama. Con ello, las habilidades de Kvothe pueden ser muy variadas, desde aptitudes instrumentales, arcanismo, carisma… y todas ellas dispuestas a ser aumentadas, según las decisiones y las prácticas.
 
Como conclusión a este complicado imaginando, podemos decir que El Nombre del Viento promete horas de diversión y de hacerlo bien, puede tener unos resultados espectaculares. Pequeños toques de rol, otros de aventura, algunos de estrategia, todo sumado, quizás desemboquen en un nuevo género y único para la adaptación de la vida de Kvothe. De momento, solo hay confirmación oficial de que se hará, pero no se sabe cuándo, ni cómo, ni por quién. Para todo ello tendremos que tener paciencia y seguir imaginando como buenos fans.

Cerrar