Imaginando Final Fantasy VII: Remake

Shinra, Mako, Midgar, Cloud, AVALANCHA, Séfirot, Aeris, Nibelheim… Ya hace, nada más y nada menos, dieciocho años que escuchamos estas palabras por primera vez. Hoy en día puede parecer que llevan con nosotros toda la vida para convertirse en una obra de culto que toma forma en Final Fantasy VII. No cabe duda de que la aventura protagonizada por Cloud y todos sus compañeros es una de las más colosales que hemos podido ver, no solo en la franquicia de los cristales, sino en toda la historia del mundo de los videojuegos. Ahora, desde Square-Enix nos ofrecerán la posibilidad de disfrutar de su ansiado remake de esta séptima entrega. 

Fue durante la conferencia de Sony donde se presentó su primer tráiler, como ya sabrás a estas alturas, dejándonos a todos estupefactos. Su lanzamiento se producirá, previsiblemente, durante el año 2017, coincidiendo con el 20 aniversario del juego. Pero como en AlfaBetaJuega no nos gusta esperar, vamos a tratar de imaginar cómo será este remake de Final Fantasy VII en el que habrá determinados cambios respecto al título original, tal y como adelantó el propio Tetsuya Nomura, director de la franquicia.

Y aquí es donde queremos profundizar, ya que si la historia funcionó a la perfección en su día, probablemente no haya que tocar mucho al respecto. Tal vez, en cuestiones argumentales, solo sea necesario aclarar algunos nudos que quedaron sin deshacer durante el desarrollo de la aventura, por lo que sería una ocasión perfecta para resolverlos de una vez por todas. En este sentido se podría enlazar perfectamente con su precuela, Crisis Core, que llegó a PSP hace la friolera de ocho años. Así pues, podríamos recibir más datos acerca de la relación que mantuvieron Aeris y Zack, Soldado de 1ª clase y amigo de Cloud. En el Final Fantasy VII original, no quedaba muy claro qué había pasado entre ellos dos, tan solo una carta que el propio Zack le había entregado a sus padres hablando de una chica florista antes de morir. A modo de flashback se podría aclarar a los seguidores lo que ocurrió entre ellos y que se aclaró en gran medida en el mencionado Crisis Core. 

Otro de los asuntos que necesitan enlace con esta precuela es la aparición de un misterioso personaje, de nombre Cissnei y que ayudó a Zack a pesar de pertenecer a Shinra. Sería interesante ver algún guiño en este remake, para conocer qué ocurrió con ella y si acabó siendo castigada por sus acciones en el desarrollo de Crisis Core. Algo similar ocurre con Génesis, principal enemigo del juego, al cual se acaban llevando, aún con vida, en un helicóptero de la propia Shinra. Sería interesante verlo en alguna cápsula del edificio de la compañía de Midgar. O que, incluso pudiera aparecer en algún momento de la historia para darle sentido a su rescate por parte de este grupo.

¿Y qué hay del ala de Séfirot? Los que hayan jugado a Crisis Core sabrán que Angeal y Génesis también contaban con su propia y enigmática ala, algo a lo que nunca se le ha dado una explicación. De hecho, la aparición de Séfirot en otros universos como Kingdom Hearts o incluso en la película Advent Children, conserva esa enigmática ala. Aquí se podría ofrecer un motivo claro por el que disponga de la misma, por ejemplo, mediante su conexión con Jénova. Por supuesto, la relación del propio villano con Cloud (el cual contiene su ADN), al igual que Zack, debería explicarse mediante uno de los épicos diálogos que mantienen el personaje de pelo ceniciento y nuestro héroe protagonista. Así todo quedaría más claro para aquellos que no hayan tenido oportunidad de jugar al título de PSP. De hecho, Square-Enix ya ha realizado una fórmula similar para explicar los acontecimientos de Kingdom Hearts Chain of Memories en la segunda entrega, por lo que no sería descabellado.

Pero, como no puede ser de otra manera, donde esperamos los cambios más significativos es en materia gráfica. Durante el tráiler presentado en el E3 pudimos ver una impresionante recreación de la Midgar que conocimos hace dieciocho años que invita a la esperanza, pero esperamos que esto no se limite únicamente a las cinemáticas y que las ciudades sean del corte que hemos podido ver en Final Fantasy XIII o en el más reciente The Witcher 3, con una inmensidad considerable y donde se nos permita explorar a nuestro antojo; una de las claves esenciales de cualquier título de la franquicia de Tetsuya Nomura. 

A través de esta premisa, contaríamos con ciudades sin apenas transiciones en las que podríamos realizar innumerables acciones y a través de las cuales visitar una tienda no se convertiría en cosa de tres o cuatro pasos, sino algo que se asemejara por completo a lo que viviríamos en la realidad de caminar por las diferentes localizaciones. Otro cantar será comprobar cómo nos desplazaremos a lo largo del mapa, ya que en el título original nuestro chocobo nos permitía ascender por montañas o caminar por el agua. Tal vez sea una fórmula difícil de repetir, por lo que podría optarse por disponer de nuevas vías para acceder a las mazmorras y cuevas que estaban ocultas a través de estas actividades con el chocobo.

Por supuesto, las misiones secundarias deben ser un auténtico fuerte de Final Fantasy VII: Remake. Un incentivo mucho mayor que nos ayude a subir de nivel a nuestros personajes y conseguir nuevos equipamientos y materias. Lo que podría ser interesante en este aspecto es incluir habilidades que cada personaje pudiera aprender de manera individual y atendiendo a sus características, algo que ayudaría a mejorar las disposiciones estratégicas en batalla. Otro de los aspectos que se podría mejorar, a medias, son los ataques por turnos. No hablamos de eliminarlos, ni mucho menos, pero ofrecer más dinamismo en el que nuestros enemigos sean capaces de atacarnos en caso de que tardemos un determinado tiempo en realizar nuestras acciones. Esto nos obligaría a ser realmente certeros y directos respecto al modo de afrontar nuestras batallas.

Como elemento adicional, nos gustaría ver elementos de Advent Children a modo de homenaje en este remake. ¿A nadie le gustaría contar con la espada de Cloud en la película? ¿O tal vez conducir la moto de la que hace gala el ex soldado? Todo esto, por supuesto, podría incluirse como elementos adicionales al final de la aventura o a modo de DLC. Sería una opción de lo más interesante y que no rompería el desarrollo de la aventura principal.

A lo que queremos llegar es que Final Fantasy VII: Remake debería contar con elementos novedosos que modifiquen el sistema jugable para adaptarlo a las necesidades de la nueva generación de consolas y que siga la línea de los nuevos títulos RPG.

No obstante, mantener la esencia que cautivó a toda una generación de jugadores es fundamental para que esta nueva apuesta triunfe del mismo modo que lo hizo la original. Desde Square-Enix aún tiene mucho tiempo para visualizar el resultado final de este remake, por lo que tocará esperar a que no estalle ningún reactor en ese momento. ¿Buscamos la Materia Negra?

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar