Imaginando God of War 4

Imaginando God of War 4

Ha pasado mucho tiempo desde que Kratos, el temible Fantasma de Esparta, batiera las espadas del caos por última vez en las huestes del Hades y del propio Olimpo. El periplo del antiguo guerrero espartano finalizó con una entrega colosal recibida en los inicios de la veterana PlayStation 3, ofreciendo un salto de calidad respecto a lo visto en la saga anteriormente. La propia consola mencionada fue la encargada de recibir, posteriormente, una nueva entrega de God of War a modo de precuela, pero poco se volvió a saber del bueno de Kratos tras su escabechina contra los dioses griegos que un día lo protegieron y más tarde traicionaron.

Desde Santa Monica no quisieron abandonar al personaje en el olvido, por lo que al final de God of War 3 se incluyó una escena que generaba dudas en torno al suicidio de Kratos tras perforarse el pecho con la espada del Olimpo. El rastro de sangre dejado por el semidios en el lugar en cuestión, promovió diversas teorías en torno a lo que significaría este hecho y sus consecuencias. Las cuales parecen indicar que en un futuro cercano se traducirá en el más que esperado God of War 4. En caso de que sea una realidad, ¿qué podemos esperar de él?

Los primeros detalles que se han filtrado en las últimas fechas parecen llevar a Kratos hasta la mitología nórdica para vivir su próxima aventura. Algo que parece lógico, teniendo en cuenta que en el Olimpo ya no queda ni un solo Dios en pie, a excepción del fantasma de Atenea, cuyas ansias de poder podrían estar relacionadas directamente con el traslado de escenario. Después de que el Fantasma de Esparta hiciera pasar a cada camarada por las hojas del caos, Atenea se vería obligada buscar nuevos aliados para hacer frente al hombre que una vez fue su protegido. El sentido de la justicia de Kratos, al intentar finalizar con su vida, podría ser el elemento en torno al cual gire el argumento.

Así pues, la “resurrección” del protagonista, también podría deberse a la acción de la propia Atenea, ya que necesitaría a Kratos con vida para ejercer su deseado poder sobre la Hoja del Olimpo y desatar todo su poder. De este modo, la diosa griega podría recurrir a Odín para que le ayudara con su impronta y traer de vuelta a la vida al espartano, lo que desataría una cadena de acontecimientos que situara al videojuego en un marco similar a lo vividos en sus anteriores entregas. Posiblemente se produzca un conflicto de intereses y los dioses nórdicos se dividan para alcanzar sus objetivos particulares. No es ninguna sorpresa a estas alturas que el egoísmo de las deidades no tiene límites. Con esta introducción, se podría dar cabida a otros dioses de la mitología, como Frigg, Thor, Baldr y Tyr, como principales candidatos. 

Así pues, se podría encontrar a Kratos en Valhalla para iniciar su aventura, entre las huestes muertas del ejército einherjer, guerreros caídos en batalla y enviados a este lugar por Odín. Probablemente, el Fantasma de Esparta necesitaría de la ayuda de algún aliado, por lo que en este marco podría jugar un papel fundamental la diosa Freyja, residente en el mismísimo Valhalla y que además también ostenta los títulos de diosa del amor, la belleza y la fertilidad. Dadas las bondades y la cercanía que suele tener el espartano con Afrodita, no extrañaría que se valiera de su encanto sexual para conseguir la alianza con Freyja y alzar sus espadas del caos contra el resto de dioses.

De este modo, el objetivo final de Kratos podría ser el de alcanzar el poder que otorga el legendario árbol Yggdrasil y así conseguir diversos poderes que le ayuden en su particular venganza contra Atenea por haberle devuelto a la vida y alejarle de la tranquilidad de descansar en paz con su amada familia. A través de esta premisa se podría recurrir a la praxis habitual para concederle poderes al protagonista de manera gradual. 

Al recuperar el control que ejerce Yggdrasil sobre los diferentes reinos de la mitología nórdica, Kratos podría obtener cualidades de Helheim, el Reino de los muertos, Svartálfaheim, el Reino de los elfos oscuro, Niflheim, el Reino de las nieblas y el terror, Jötunheim, el Reino de los gigantes, Midgard, el Reino de los hombres (también conocido como Mannaheim), Vanaheim, el Reino de los vanir (la tribu de los dioses de la naturaleza y de la fertilidad), Alfheim, el Reino de los elfos de la luz (también conocido como Ljusalfheim), Asgard, el Reino de los dioses (Aesir), Muspelheim, el mundo primordial de fuego, allí se encuentra el Ginnungagap.

Sin duda, solo son presunciones y conjeturas, pero la propuesta podría ser interesante de confirmarse el desarrollo de God of War 4 con su emplazamiento en la mitología nórdica. Lo único que se escapa a la comprensión es la poblada barba de la que haría gala Kratos en este título, aunque podría tratarse por el tiempo de exilio que viviera el espartano en el Valhalla. Solo el tiempo dirá lo que depara a uno de los guerreros más emblemáticos de PlayStation. ¿A ti qué te parece?

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar