Imaginando Kingdom Hearts III

Kingdom Hearts III tiene todos los elementos para conformar una historia absolutamente espectacular que consiga guardar en el recuerdo de los seguidores una sensación de satisfacción. Square Enix se ha preparado muy bien el terreno para ello, tal vez demasiado. Esta tercera entrega numerada pondrá fin a un ciclo, pero no a la saga: supondrá el final de la historia de Xehanort. Pero, ¿cómo? ¿Qué tendrán que hacer Sora y sus amigos para conseguir que la luz reine finalmente sobre la oscuridad y vencer en una guerra que empezó tiempo atrás?

Desde AlfaBetaJuega vamos a tratar de imaginarlo para intentar responder a estas interesantes preguntas que se nos plantean, pero antes no está de más hacer una advertencia muy clara: este artículo puede contener diversos spoilers de la saga Kingdom Hearts, especialmente si no habéis completado las historias de Kingdom Hearts 2, Kingdom Hearts: Birth by Sleep y Kingdom Hearts: Dream Drop Distance. Tened cuidado con las siguientes líneas en este caso.

Pues bien, vayamos blandiendo nuestra llave espada. ¿Qué nos espera en Kingdom Hearts III? Cualquiera que haya superado la historia de Kingdom Hearts 2 sabrá de la existencia de la Organización XIII, liderada por Xemnas, que no es otro que el incorpóreo de Xehanort, maestro de la Oscuridad. Tras vencer a todos los miembros de la Organización fieles a su líder, Sora y sus amigos regresan a las Islas del Destino, su hogar, aunque la tranquilidad parece durar poco, debido a que nuestros héroes reciben una carta del rey Mickey. ¿Cuál es el contenido de esa carta? Para ello hay que remontarse a Kingdom Hearts: Birth by Sleep. 

En Kingdom Hearts: Birth by Sleep reside la gran esencia que puede conformar la línea argumental de Kingdom Hearts III. En este título conocemos a Aqua, Terra y Ventus, portadores de la llave espada, al igual que Sora, aunque con mucha anterioridad. Los chicos, en su lucha por vencer a la oscuridad de su interior, acaban sucumbiendo en la Guerra de las Llaves Espada frente al Maestro Xehanort que pretende crear la llave espada X para dominar el corazón de los mundos. Todo acaba en una situación muy peliaguda: Ventus pierde su corazón, Aqua acaba en el Reino de la Oscuridad y Terra es obligado a unir su corazón con el de Xehanort, convertiéndose así en el enemigo que todos conocemos desde el principio de la historia. Pero, ¿por qué son tan importantes estos tres personajes de cara Kingdom Hearts III? Vayamos por partes, porque aún falta un capítulo del repaso.

Kingdom Hearts: Dream Drop Distance es posiblemente el capítulo que más descoloca en esta historia, más allá de que a España no llegó traducido y suponía un problema seguirle el hilo teniendo en cuenta la complejidad de la trama. Tras los hechos sucedidos en Kingdom Hearts 2 en esta entrega Sora y Riku se embarcan en un viaje para convertirse en Maestros de la Llave Espada (como ya hicieran en su día Aqua, Terra y Ventus) y en el camino se descubren bastantes secretos interesantes. Lo principal, para no aburriros, se basa en que el Maestro Xehanort, el original, está reuniendo una nueva Organización XIII con el fin de iniciar una nueva Guerra de las Llaves Espada en la que Trece Oscuridad y Siete Luces tendrán que enfrentarse. Finalmente Riku consigue superar la prueba y se convierte en Maestro, mientras que Sora debe seguir con su entrenamiento.

Llegados a este punto, ¿cómo juntamos todas estas historias? Si el nuevo título supone el final de esta línea argumental centrada en Xehanort, ¿cómo se van a responder a tantas preguntas en tan solo un único título? Pues para eso estamos aquí, vamos a imaginar cómo puede ser Kingdom Hearts III.

Tenemos varios frentes argumentales abiertos, por lo que parece lógico que la historia se dividirá entre distintos grupos de personajes. Riku, como nuevo Maestro de la Llave Espada junto a su inseparable compañero de aventuras, el rey Mickey, parecen los indicados para encaminarse en la búsqueda de los tres antiguos portadores de la llave espada, Aqua, Terra y Ventus, para rescatarlos de su terrible destino y tal vez aunar sus fuerzas contra la guerra que se avecina. 

Por otro lado tenemos a Sora, que seguirá acompañado por Donald y Goofy con casi total seguridad, y su misión probablemente sea la de continuar con su entrenamiento para algún día llegar a ser Maestro y no ceder a la oscuridad como ocurrió en ocasiones pasadas. Por lo tanto, aquí nos encontraríamos con la línea habitual de la saga: recorreríamos diferentes mundos del universo Disney con el objetivo de alcanzar un corazón puro de luz para nuestro protagonista y no sucumbir al poder de la oscuridad como ya le pasara a Terra en el pasado. Aunque, como Sora suele orbitar en los momentos importantes de la historia, tal vez también tenga algo que ver con la búsqueda de los antiguos portadores, de ahí que en el teaser que hemos visto hasta el momento se le vea con la espada del Maestro Eraqus que portaba Aqua en el Reino de la Oscuridad. Incluso, es posible que su misión sea reunir de nuevo a las princesas, ya que podría ser las Siete Luces que han de confrontar con las Trece Oscuridades que prepara Xehanort.

Sin embargo, aquí es donde puede entrar Kairi, porque no olvidemos que ella es una de la siete princesas, aunque suele estar bastante olvidada en los juegos, especialmente en los que escapan de la línea argumental principal, pero todo hace indicar que tomará parte de protagonismo en esta nueva entrega. ¿Tal vez como personaje jugable? Y es aquí donde encontramos la similitud con Kingdom Hearts: Birth by Sleep: tres personajes, tres historias y una guerra que librar. Parece el cierre de un círculo perfecto.

Y una vez que se reúnan todos los elementos necesarios para la nueva Guerra de las Llaves Espada, ¿qué pasará? Aquí es donde Square-Enix puede ganar o perder la partida con Kingdom Hearts III. Esta Guerra es el momento que todo fan de la saga está esperando y la gran variedad de personajes y rencillas que existen entre ellos puede convertirla, no solo en el gran atractivo del nuevo título, sino de la saga al completo. ¿Imagináis lo que sería enfrentarse a todos los grandes enemigos que nos hemos encontrado a lo largo de la saga? No es nada descartable viendo lo que sucedía al final de Dream Drop Distance, donde podíamos ver a todas las formas posibles de Xehanort conformando una nueva Organización XIII. ¿Otro enfrentamiento Riku contra Ansem? ¿Sora contra Xemnas o el joven Xehanort? ¿Terra contra el Maestro Xehanort? Como se puede comprobar hay demasiados frentes que son necesarios cubrir, y esta nueva Guerra podría depararnos enfrentamientos dignos de recordar para poner fin a la etapa de Xehanort como buscador de la Oscuridad, o tal vez no, eso ya depende de las intenciones de la compañía.

Pero dejando a un lado la línea argumental, ¿qué puede ofrecer Kingdom Hearts III que no hayamos visto hasta ahora? En el escueto tráiler in-game que se ha visto hasta el momento pudimos ver cómo la llave espada era capaz de transformarse en otros elementos, algo que le aportaría un aire fresco a la hora de realizar los ataques y combinaciones, con lo que los tiros podrían ir por ahí. Además, en Kingdom Hearts 2 ya pudimos ver como Sora adoptaba diferentes formas con habilidades específicas, por lo que una técnica mejorada de estas fusiones podría funcionar. La gran duda se encuentra en las habilidades que tendrán nuestros personajes, que han ido variando a lo largo de los diferentes títulos. Personalmente, nos inclinamos más por la utilizada en Birth by Sleep, ya que la oportunidad de sintetizarlas ofrecía grandes posibilidades a la hora de crear diferentes combinaciones y elegir por nosotros mismos qué queremos obtener. 

Por último, respecto a la mecánica del juego, una técnica a caballo entre lo que vimos en los dos títulos numerados anteriormente (visitar mundos de Disney con algún tipo de objetivo) y un aspecto más renovado dirigido casi en plenitud a una acción desenfrenada, ya sea de persecución de objetivos (nueva Organización XIII) o de enfrentamientos directos, le vendría bien para que la jugabilidad no se volviera repetitiva y con falta de fuerza en el argumento, como ocurría en determinados momentos de las anteriores entregas. Además, aún quedan muchas incógnitas que resolver como el papel de personajes como Roxas, Naminé o Lea, que podrían tener una gran importancia en el desenlace final, por lo que es permisible “desperdiciar” la mitad del juego viajando de mundo en mundo sin ningún peso en el argumento. 

Como hemos dicho antes, Kingdom Hearts III tiene todos los ingredientes necesarios para seguir los pasos de una receta que puede ofrecernos un gran título, así que no queda más remedio que esperar y confiar en que Square-Enix le ponga la guinda al pastel a esta extraordinaria aventura que, recordemos, no supone el final de la franquicia y que se sigue cociendo a fuego lento. Desde AlfaBetaJuega tenemos muchas ganas de saber qué nos tiene preparado la compañía nipona y contamos los días para que finalmente el juego llegue a nuestras manos. Mientras tanto, como vuestra opinión también es importante, es vuestro turno de que a través de los comentarios nos hagáis saber cuáles son vuestras teorías y si estáis de acuerdo o no con las nuestras. 

Juan Montes

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar