Imaginando MediEvil Remastered para PlayStation 4

Como esos anuncios que tanto gustan, por inesperados y por positivos, Sony soltó una genial pildorita en la última PlayStation Experience de 2017 al confirmar que MediEvil Remastered será uno de los juegos que aterricen en PlayStation 4. La última consola de la compañía recibirá entre sus brazos a uno de los grandes iconos de la primera generación de consolas en la que los japoneses se envalentonaron, la de la primera PlayStation, para seguir el círculo abierto por Crash Bandicoot y que Spyro the Dragon quiere cerrar.

Resulta bastante sorprendente, a la par que extraño que, a pesar de que supimos de la vuelta de Daniel Fortesque a finales de 2017, el dragón púrpura de Insomniac Games haya adelantado por la derecha y ya se haya mostrado, teniendo incluso una fecha de lanzamiento confirmada. El anuncio de Fortesque fue brevísimo, apenas concretó detalles pero sí supo insuflar de optimismo a los usuarios de PlayStation que disfrutaron de sus funestas hazañas en la época de los 32 bits. Y aun así, desde diciembre del año pasado no se ha sabido nada sobre él.

Todo lo que envuelve a MediEvil Remastered es un completo misterio. Solo sabemos que aspira a alcanzar una resolución 4K, entendemos que en PlayStation 4 Pro, y que su desarrollo debe estar siguiendo hacia adelante para contar con un lanzamiento este 2018, o al menos eso queremos creer. Parece que los responsables de esta revisión se hayan desplazado a una cripta para que no salga nada a la luz hasta que Sony decida dar luz verde, probablemente, en el E3 de 2018.

¿Qué podemos esperar de esta remasterización?, ¿hasta qué punto van a renovar aquellas macabras y simpáticas aventuras? Si hay algo que nos queda claro es que vamos a revivir la historia del primer juego de todos, del MediEvil que se estrenó allá por el año 1999. En él, conocimos al esqueleto de un fornido y valeroso guardia cuyo aspecto ahora era más el de un lúgubre a la par que bonachón guerrero. Sir Daniel Fortesque, sin un ojo y sin parte de la mandíbula, es un personaje que despierta cierta simpatía, sobre todo cuando vemos que no es capaz de hablar bien y hay que entender sus balbuceos, los mismos que entonaron la melodía del teaser de este relanzamiento.

No podemos dejar a un lado que el principal objetivo de los responsables de esta readaptación es dar un lavado de cara al juego original. Si bien la premisa original era la de lanzar un remaster, los plazos de tiempo que se están manejando apuntan a que el esfuerzo que se está llevando a cabo probablemente vaya más allá de un salto en resoluciones, texturas e iluminación. Viendo todo el trabajo que se ha invertido en Crash Bandicoot N. Sane Trilogy o en Spyro: Reignited Trilogy, podemos dar por sentado que vamos a ver al mejor Fortesque de la historia, así como una Gallowmere que goce de una ambientación y un acabado soberbios.

El salto a nivel cualitativo ha de ser más que palpable. Desde finales de los 90, las capacidades y técnicas empleadas en terreno visual han dejado en pañales a todo lo que se hacía por entonces. Y eso, sumado a lo que es capaz de hacer PlayStation 4, nos va a traer un cóctel del que siempre vamos a querer otra copa más, aunque esté repleta de seres de ultratumba, criptas y tormentas. De hecho, ya se ha confirmado que tendremos la oportunidad de disfrutarlo no solo en HD, sino en 4K, esa resolución de 4096 x 2160 que seguramente se consiga gracias al checkerboard rendering que ya hemos visto en otros títulos lanzados en consolas.

La gran duda que envuelve a MediEvil Remastered es si optará por lo cómodo y escueto, quedándose solo en el primer videojuego, o si decidirá hacer un all-in e incorporar también al segundo. Debido al factor nostálgico que hay en este tipo de lanzamientos, al impacto que supusieron la obra original y su secuela en su momento, y a la gran influencia del fan-comprador, que es el que más se mueve ante este tipo de estrenos, no podemos hacer más que pensar que efectivamente, tendremos un paquete con las dos aventuras en una. También influye aquella filtración de Walmart que lo afirmaba sin tapujo alguno, todo sea dicho.

Siendo una gran incógnita el estudio o los estudios implicados en este desarrollo, solo nos queda esperar a que también se animen a mejorar el sistema de control y la interfaz de los títulos originales. Puede que en su momento el movimiento de Sir Fortesque nos pareciera soberbio; pero ya son muchos años tratando con entornos tridimensionales, y volver a aquel sistema es algo que no deseamos a nadie. Es una apuesta casi segura afirmar que se remozará por completo el esquema de controles para aprovechar bien el doble stick analógico y otorgar una mayor libertad al jugador para moverse por los escenarios de Gallowmere mientras disfruta del trabajo de recreación.

No esperamos, sin embargo, que haya graves cambios en la jugabilidad. MediEvil era un juego de aventuras que funcionaba bien con la fórmula que tenía, y su resurrección debe limitarse a mejorar y pulir todos esos aristas que hacen bastante árida la experiencia de juego original. Introducir nuevos trofeos, añadir algún nuevo coleccionable o alguna tarea extra para darle un poco más de empaque al conjunto, pero conservar la historia original tal y como estaba, con aquellos personajes tan entrañables y tétricos, con ese aire que gritaba a los cuatro vientos “terror”, pero que, cuando te envolvía, te demostraba que no había nada de ofensivo ni terrorífico.

Seguimos esperando más y más hasta que por fin se abran las compuertas y comiencen a darnos algún detalle sobre MediEvil Remastered. En AlfaBetaJuega tenemos muy claras nuestras apuestas con este lanzamiento: una renovación total y absoluta del apartado gráfico, una mejora en un sistema de controles que necesita grandes modificaciones y un pack que incluya tanto la primera como la segunda aventura. No pedimos mucho, y con este trío de elementos damos por sentado que PlayStation 4 volverá a coger el corazón de los que nos criamos en la época de los 32 bits y lo aporreará con mandoblazos de nostalgia.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar