Imaginando Shadow of the Tomb Raider

Podemos catalogarlo como el secreto peor guardado de los videojuegos. Hace apenas unos días, Square Enix confirmaba por fin la existencia de Shadow of the Tomb Raider. La nueva entrega protagonizada por una renacida Lara Croft pretende poner el cierre de oro a su nueva trilogía, a esa que nos cuenta sus orígenes y nos muestra el lado más aventurero e inexperto de esta más que popular heroína.

Sin embargo, la inexperta era aquella que conocimos en 2013, la que se lamentó cuando mató a su primera presa para comer o tuvo que asesinar a la primera persona que quería acabar con ella. Ya han pasado 5 años desde entonces, y por medio ha pasado un Rise of the Tomb Raider que nos llevó a parajes helados para, además, seguir mostrando la madurez de la cazatesoros que todos hemos conocido desde hace ya varias décadas.

Ahora, toca el momento de ver a Croft en sus plenas facultades. Ya sabe cómo moverse, ya sabe lo que hacer y tiene muy claro cómo va esto de buscar tesoros. Shadow of the Tomb Raider puede ser la entrega que mejor se acerque a aquellas aventuras que conocimos cuando una tímida PlayStation arrasaba en estanterías y hogares, la que nos meta en la piel de una Lara mucho más convencida y segura de sí misma, capaz de ponerse al mundo por montera y salir ahí fuera sin miedo alguno. Los tesoros la están esperando y, por lo que hemos podido ver, van a llevarla a sumergirse de lleno en la cultura maya.

Hay muchas pistas que deja ver el breve teaser tráiler con el que se ha presentado el juego, como también otras que se pueden extraer de Rise of the Tomb Raider. Por lo que hemos podido ver en ambos lugares, la acción de esta entrega va a transcurrir en la Península de Yucatán, en el corazón de Centroamérica, lo que significa que vamos a pasar del frío y la nieve al calor, la humedad y la inclemencia de los entornos selváticos.

¿Cómo influirá esto en las mecánicas de juego? Aunque en este sentido es donde menos se puede excavar en base a lo que Square Enix ha revelado, podemos dejar volar un poco la imaginación y pensar en un sistema de supervivencia al estilo de lo visto en veteranos como Metal Gear Solid 3 o incluso en el propio reboot de esta saga. Cazar para sobrevivir será la clave, pero también el agua. Esta región es muy conocida por no tener apenas ríos y la poca agua que hay en ella no es precisamente potable, pelear por tener algo de líquido para saciar nuestra sed apunta a ser uno de los grandes problemas a solucionar.

Vemos también, o queremos creer, que el clima dinámico hará acto de presencia en esta entrega y que, aunque habrá momentos clave en los que este será invariable, buscar refugio para guarecerse de una horrible tormenta, o aprovechar el sonido de los relámpagos para acabar contra los soldados enemigos sin que nos detecten, sería algo muy factible para esta nueva aventura de Lara Croft. En su teaser, además, vemos cómo aprovecha las sombras para coger su piolet y preparar un letal golpe hacia uno de sus enemigos. Aquí ya no hay remordimientos y el sigilo importa.

Hablando de piolet, desde el reboot es imposible pensar en un Tomb Raider sin escalada. Aquí, los pequeños fragmentos del teaser de Shadow of the Tomb Raider dejan ver que este elemento está de vuelta, como no podía ser de otra forma, y que va a tener grandes dosis de protagonismo. Mezclad esta idea con las brutales panorámicas que podemos imaginar de un paraje selvático como este y limpiaos un poco la boca, que seguro que también se os está haciendo agua.

En otra de las secuencias posteriores del mismo teaser, en la que entraremos en profundidad ahora, también se ve a Lara con una flecha en llamas. Este aparentemente inocente factor es una muestra de que el sistema de crafteo de equipamiento estará de vuelta, aunque esperamos que, esta vez, decidan exprimirlo al máximo. Provocar incendios en una selva con tu arco suena, cuanto menos, interesante para experimentar y potenciar la jugabilidad.

¿Y qué más podemos esperar? Las secuencias de persecución, como ese legendario momento del avión del primer juego no van a faltar, estamos seguros. En otro momento del tráiler se ve, además, a Lara huyendo por la jungla para acabar cayendo en una zona acuática. Esto último nos lleva a pensar también que las secciones de buceo no van a faltar, y que esta vez vamos a tener muchos más momentos bajo el agua, sobre todo en esa que pueda haber en las grutas subterráneas que visitaremos.

Ahí es donde apunta a comenzar el encuentro con las criaturas extrañas. Sabemos que aquí hay mucho de supervivencia, pero nuestra heroína ya es una cazatesoros y se ha topado en más de una ocasión con seres sobrenaturales. Las construcciones que encontraremos bajo tierra, además de ayudarnos a conseguir esa deseada agua potable, van a traer algo de tensión con la que pasar de la acción a la total atención en el escenario, y la cosa no aspira más que a terminar de explotar cuando se llegue por fin a las grandes pirámides mayas.

No hace falta mucha imaginación para pensar en esto último. Tanto el logotipo de Shadow of the Tomb Raider como el momento final de su tráiler de presentación muestran un eclipse solar y, precisamente en el metraje, se ve a Lara exhausta observándola con una gran pirámide frente a ella y un buen grupo de gente a sus pies. ¿Se topará con un culto, con una especie de rito a un peligroso dios? Desde ya, adelantamos que será esta divinidad la que nos lo ponga difícil en el tramo final del juego. Admitimos vuestras apuestas.

Por ahora no tenemos ningún tipo de confirmación oficial por parte de sus responsables, pero las pocas y evidentes pistas que han liberado todo este tiempo nos han llevado a sacar estas conclusiones. ¿Será esto lo que podamos esperar de Shadow of the Tomb Raider?, ¿creéis que hay muchos más elementos que Crystal Dinamics, Eidos Montreal y Square Enix esconden?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar