Imaginando Star Fox Wii U

Es una de las sagas más antiguas de la Gran N, pero también de las que menos entregas tienen. Star Fox lleva presente en nuestras vidas desde que en el año 1993 apareciera por primera vez en Super Nintendo, por aquel entonces bajo el nombre de Starwing. A pesar de haberse lanzado hace más de 20 años, apenas algunas entregas como Star Fox Command o Star Fox Assault han decidido continuar las pericias de Fox McCloud. Algunas de ellas, por cierto, cambiando en algún punto dado lo que se presuponía que era su esencia: el disparo de naves.

Por esto, precisamente, fue tan sorprendente que Shigeru Miyamoto anunciara Star Fox Wii U en el pasado E3. Entre dientes, casi cuchicheando y fuera del programa oficial del Nintendo Direct. Pero lo confirmó. Fox volvía al panorama del videojuego tras años y años de silencio, apenas acallados por el remake Star Fox 64 3D.

Estamos hablando de un título que se encuentra en los primeros meses de desarrollo. El propio Miyamoto ha asegurado que inicialmente se trataba de un experimento, pero que finalmente, al comprobar que la cosa cuajaba, decidieron darle la categoría de software completo. Por ello, cuando se presentó junto a Project Giant Robot y Project Guard, ni siquiera tenía nombre. A día de hoy sigue sin tenerlo.

Es por toda esta desinformación, por lo que en AlfaBetaJuega nos hemos propuesto arrojar algo de luz sobre el asunto. Para conseguirlo, tiraremos de nuestra imaginación para hablaros de lo que podría llegar a contener, combinando algunos datos reales con nuestra inventiva. ¿Os apuntáis a este barrel roll con nosotros?

En un principio, vamos a hablar de lo poco que sabemos para que nuestras neuronas trabajen posteriormente con la creatividad. Star Fox para Wii U contará, al menos en base a lo dicho hasta el momento, con tres modos de juego. El primero de ellos se llama Arwing, en el que deberemos disparar y poner fin a todo lo que se nos ponga por delante. Al parecer será en un terreno muy cerrado, o al menos la escueta demostración del E3 así lo ha indicado. Imaginamos que esto se debe a la precocidad del proyecto, por lo que en la versión final encontraríamos escenarios más abiertos, si no extensos del todo.

El segundo en cuestión se llama VS Wolf, que será igual que el anterior pero que contará con la presencia del maligno rival, quien pondrá las cosas notablemente más duras en esta modalidad. En último lugar llega City, en el que podremos pilotar un helicóptero por urbanizaciones y rascacielos para finiquitar a los malos de turno.

Estos tres modos, aunque curiosos, se antojan escasos, teniendo en cuenta sobre todo que dos son prácticamente idénticos. Por ello cabe esperar que, como poco, se añada algún modo adicional. No estaría mal añadir una opción denominada Desafíos, algo así como lo que se encontraba en Super Smash Bros. Brawl. En esta opción de juego, el conejo Peppy Hare podría encomendarnos superar varias misiones específicas. Acabar con una serie de enemigos en tiempo límite, llegar hasta el final de un escenario en tiempo record, recoger elementos del escenario o alcanzar cierto punto sin colisionar con asteroides u otros obstáculos podría ser algunos de los recados solicitados. Por supuesto, a mayor rango, mayores premios y puntuaciones se recibirían.

Todo esto comentando opciones en sí, pero no habría que olvidar incluir opciones de juego online. Desde hace un tiempo para acá, Nintendo está centrando esfuerzos en esta funcionalidad que otras casas ya usan con total frecuencia. Pokémon X/Y, o Mario Kart 8 son algunos ejemplos de cómo el online ocupa cada vez más un puesto importante en la compañía. Por eso, un movimiento lógico sería el de incluir modos multijugador online en este Star Fox, tanto cooperativo como competitivo. Mientras que en uno sería viable el acabar con grandes enemigos haciendo uso del trabajo en equipo, en el otro se podría competir por ver quien acaba con más naves del otro bando, saber el jugador que más daño ha causado en el ejército contrario o ver aquel que más recompensa obtiene.

Un añadido que daría mucha diversión, sería el contar con una opción donde las naves compitieran por llegar las primeras a una meta, que podría ser un emplazamiento geográfico del que se nos dan solamente las coordenadas o un planeta alejado. Algo así como un juego de carreras.

No hemos comentado ningún aspecto del modo Historia, del cual no se ha concretado nada pero que damos por sentado que estará. Lo único que se ha especificado es que en cada momento los jugadores podrán escoger qué misión realizar, por lo que parece que la linealidad no será un concepto muy usado en Star Fox de Wii U. Cabe intuir que Wolf no será el enemigo final, ya que se trata de un rival como lo sería Shadow en la franquicia Sonic the Hedgehog. Si cupiera alguna duda, vemos que está presente en una modalidad de juego, proporcionándole incluso su propio nombre, por lo que es de esperar que aparecerá en el guión, pero como adversario. Lo que sí sería razonable es ver, otra vez, al archienemigo Andross, aquella máscara virtual que podría adquirir otra poderosa forma más en esta ocasión. El potencial gráfico está ahí, sólo queda comprobar si la narrativa considera oportuno rescatar, una vez más, a este ser. Además, sería también oportuno que se continuara la línea canónica que lleva hasta la fecha la franquicia, para empezar a construir un auténtico ideario de la misma. Sin contar con que muchos fans están deseando ver una continuación directa.

De la jugabilidad si sabemos algo más. Se hará un uso particular del Gamepad y se controlará hasta un total de 3 vehículos diferentes. Vayamos primero con estos transportes.

El primero de todos es un imprescindible, uno que no puede faltar nunca: el Arwing. La nave espacial clásica de la saga no se pierde la oportunidad de aparecer en escena. Imaginamos que será el mecanismo que usaremos para viajar entre planetas o para dar caza a los maleantes que naveguen por el espacio. Sea como fuere, su uso se dejaría exclusivamente a las fases espaciales o planetarias pero con grandes ambientaciones y mucho espacio abierto donde circular.

Luego se encuentra un tanque terrestre, que podría ser una suerte de Landmaster, en el que circularemos a ras del suelo para encargos terrestres. Sería en este punto en el que se podría combinar el intercambio de misiles y láseres con la estrategia y la aventura. Por un lado, se podría intentar colocar a los tanques como si de un batallón se tratase antes de iniciar la contienda. De esta forma, nos aseguraríamos un mejor ataque y formas alternativas de avanzar. También se podría implementar el ataque a pie de combate, algo así como lo que se vio en Star Fox Adventures de GameCube. Atacando con una pistola o lanza, podríamos intentar bloquear el avance de los tanques enemigos y fulminar a los soldados rivales.

El último vehículo es una especie de helicóptero, ya citado, que se podría manejar en los momentos donde las ciudades sean el escenario donde se desarrolla la acción. Tenemos cubierto los espacios aéreos, terrestres e incluso interestelares. Pero nadie ha comentado nada del mar. No se ha confirmado pero, ¿cómo quedarían algunas partes de historia haciendo uso del submarino Blue Marine? Le daría un toque diferente y podrían incluirse nuevos elementos interesantes.

Además de combinar entre naves y tanques, no estaría nada mal también poder alternar de protagonistas. Falco o Slippy serían dos buenos personajes para ser controlados, a los que se les modificaría sus habilidades para que, a la hora de ponernos a los mandos, cada protagonista tenga una jugabilidad realmente diferente.

La auténtica revolución de Star Fox en Wii U llegará, claramente, con el uso del Gamepad como ya os adelantábamos. Se ha mencionado que habrá dos cámaras diferentes, una en primera persona para la pantalla táctil y otra en tercera destinada al televisor. En el mando tableta, además, se reflejan datos relacionados con la velocidad y la altitud de la nave. No estaría nada mal que hiciera las veces de intercomunicador, para que se hiciera uso de las emisoras de radio para pedir ayuda o consejo a nuestros aliados. Peppy echaría una mano a petición del usuario, no por voluntad propia. Además, sería una buena idea que se permitiera apuntar a los enemigos a través del lápiz, sirviendo así la tableta para atacar y el televisor para ver el espacio en el que nos encontramos. El giroscopio podría implementarse, opcionalmente, al igual que en Mario Kart 8. Aquellos que lo deseen, manejarían la nave haciendo uso del joystick, mientras que otros podrían rotarla moviendo el Gamepad a placer. Actualmente el giroscopio no tiene esa opción, por lo que sería interesante que se añadiera esta posibilidad.

La modificación de las naves y transportes sería otro asunto interesante de ver. Ahora que Wii U podría mover grandes gráficos, sería muy recomendable que varios elementos de nuestro mecanismo de viaje pudieran ser modificados. Tal y como se hiciera con la nave Gumi en la saga Kingdom Hearts, Fox debería alterar el diseño y complementos de su Arwing con total libertad. Las partes se podrían obtener como recompensa a las misiones anteriormente comentadas, o mediante la exploración del terreno en algunos momentos más relajados entre disparos, alternando el shoot ´em up con la aventura. De hecho, como parte de esta libertad para conocer el mundo abiertamente, se antoja indispensable la posibilidad de viajar entre varios planetas con libertad, visitándolos por libre albedrío y llegando a ellos mediante un viaje en el que se esquivarían obstáculos y se acabarían con hordas de enemigos.

A nivel visual se ha visto muy poco. De hecho más allá de algún fugaz momento, no se ha enseñado nada. Pero cabría esperar que los integrantes de Star Fox lucieran un diseño más realista, alejados de la apariencia relativamente cartoon que mostraban en Nintendo 64. Esta mejoría en los gráficos supondría también un desarrollo de máquinas gigantes malvadas más espectacular, elemento fundamental en Star Fox.

Con la política de Nintendo de traducir todos sus juegos, sería impensable que Star Fox llegara en inglés u otro idioma. Lo más lógico y razonable pasaría por no sólo ponerlo a la venta en el idioma de Cervantes, sino incluso por doblarlo. Un gesto de agradecer ante el buen trabajo de voces que se está llevando a cabo en juegos como The Last of Us.

Star Fox para Wii U es todo un misterio. Aquí apenas hemos hecho más que tocar algunos datos y engrandecerlos con nuestra creatividad en un claro ejercicio por acercaros un poco más a este proyecto. Sin embargo, será el 2015 el momento en el que Miyamoto nos desvelará todo lo que contiene. Hasta entonces, tan sólo nos queda descubrir el vacío del espacio.

¿Vosotros qué pensáis o esperáis de Star Fox Wii U?

Cerrar