Imaginando The Witcher III: Wild Hunt

Tras varios retrasos y mucho hype, por fin hemos llegado a 2015, y eso significa dos cosas: el comienzo de un nuevo año lleno de videojuegos que descubrir y disfrutar, y que el anticipadísimo The Witcher III: Wild Hunt está ya a la vuelta de la esquina. ¡Casi podemos tocarlo!

Y es que no cabe duda alguna de que lo nuevo de CD Projekt promete ser uno de los bombazos del año, uno de esos títulos que darán mucho de lo que hablar tanto a los fans como a los no fans, y que dará un nuevo soplo de aire fresco a un género que arrastra tantos seguidores como es el rol. No es de extrañar, por tanto, que a la hora de pensar en su fantástico universo y en todas las aventuras que nos esperan dejemos volar sin problemas nuestra imaginación, y por ello en AlfaBetaJuega hemos decidido crear este Imaginando The Witcher III: Wild Hunt para contaros nuestras teorías y que compartáis con nosotros las vuestras. ¡Vamos a ello!

The Witcher III: Wild Hunt puede ser considerado fácilmente la entrega más especial de la saga por varios motivos. No solo supone la entrada de la franquicia en la nueva generación de consolas mientras nuestros ordenadores calientan motores para lo que se les viene encima, sino que también supone el final de la historia de Geralt de Rivia (aunque no de la saga, en principio). Teniendo en cuenta que estamos ante uno de los personajes más carismáticos de la industria, CD Projekt tiene un gran peso sobre sus hombros: darle un cierre adecuado a todo este viaje, y que seguramente no llegue a gustar a todo el mundo. Si nos olvidamos de esta circunstancia, sin embargo, nuestro brujo favorito puede esperar una última aventura llena de emociones fuertes, y dado que la historia de los videojuegos es fiel al universo creado por Andrzej Sapkowski pero se desarrolla después de lo acontecido en las novelas, esto podría permitir que los desarrolladores pudieran darnos alguna que otra sorpresa en forma de licencia a descubrir.



Esto se reflejará seguramente en una de las características más populares del juego: la toma de decisiones, y ahora que Geralt ha recuperado todos los recuerdos que perdió cuando es encontrado al inicio del primer The Witcher, toca lidiar con grandes dilemas que incluso afectarán a los más sentimentalistas.

Un buen ejemplo de ello, son los temas del corazón. Por todos es sabido que no son pocas las mujeres que han pasado por la cama de el brujo, pero, ¿que sentimientos alberga de verdad en su interior? En The Witcher III: Wild Hunt se nos presentará una interesante alternativa al viajar junto a Yennefer, el amor eterno de Geralt, con la que incluso llegó a casarse, y la hechicera pelirroja Triss Merigold, amante y gran amiga del brujo que poco a poco se ha abierto un hueco en los corazones de todos los jugones pese a ser ambas personajes recurrentes de las novelas. Tener que decidir, por tanto, entre las dos féminas puede ser un importante punto de inflexión en la trama si es que esta fuera por esos derroteros, cosa que nos gusta pensar (¡no puedes tenerlo todo, Geralt!).

Los interesantes conflictos que pueden surgir en este grupo no acaban ahí, sin embargo, pues en The Witcher III conocemos a uno de los personajes más importantes de la saga de novelas del que, sin embargo, solo habíamos descubierto pequeños retazos durante los juegos: Cirilla de Cintra. ¿Sabéis esta chiquilla de pelo blanco con cierto aire a Geralt que últimamente ha aparecido en diferentes imágenes? Pues agarraros los pantalones, porque si no habéis estado hasta ahora al loro de su historia, esta talentosa joven, protegida de Geralt, adiestrada como una bruja pero sin recibir las mismas mutaciones que el susodicho, tendrá un papel muy importante durante Wild Hunt, y posee una de las historias más complejas e interesantes del universo The Witcher. Ciri, además de ser protegida de Geralt y alumna de Triss y Yennefer en las artes mágicas, tiene un trasfondo muy interesante por su relación con el principio del primer juego y con los protagonistas, siendo una especial fuente de preocupación para la pareja Geralt-Yennefer. Y el hecho de que CD Projekt haya decidido darla un mayor protagonismo haciéndola un personaje jugable en esta ocasión, solo augura promesas de una trama muy intensa.

¿Podría Ciri ser la protagonista de los futuros juegos de The Witcher? Desde aquí levantamos el puño por eso. Sin lugar a dudas daría mucho juego, y sería un reemplazo más que correcto para un personaje tan especial como lo es Geralt, un completo anti-héroe.

Por otro lado, uno un pelín más sangriento, el subtítulo del juego nos da una buena idea de por dónde irán los tiros en el argumento, arrojando claridad sobre uno de los temas más misteriosos de The Witcher: la Cacería Salvaje, o Wild Hunt. Estos espectros, capaces de aterrorizar al más valiente guerrero, son el peor de los presagios: tras su paso solo llega la guerra y la muerte, y a estas alturas aún no sabemos bien qué se puede hacer contra ellos o siquiera si puede hacerse algo, ya que según el folklore de las diferentes razas son cosas diferentes. Aún queda la pregunta, además, de cómo logró escapar Geralt de la misma, cuestión muy debatida y que podría esclarecer finalmente The Witcher III. Cabe señalar que la Cacería Salvaje a la que nos enfrentamos en el videojuego está basada en un verdadero mito del folclore europeo, por lo que los más curiosos podéis buscar información al respecto para empezar a formar vuestras propias teorías. ¿Podría ser esta terrible señal el motivo perfecto para que el convulso universo de The Witcher llegue a punto muerto? ¿Para que las múltiples facciones se unan? ¿O puede que asistamos a su final?



Son muchas las cuestiones en el aire, pero por fortuna para todos, ya no queda tanto hasta el próximo mes de mayo, fecha final (esperamos) en la que el juego llegará a las tiendas y calmará todas nuestras ansias de rol y aventuras.

Por el momento, queremos saber que opináis vosotros: ¿qué os gustaría ver en The Witcher III: Wild Hunt?

Cerrar