Immortals Fenyx Rising nació de un error de Assassin’s Creed Odyssey

Uno de los grandes protagonistas del último Ubisoft Forward, y una gratísima sorpresa para amantes de Zelda: Breath of the Wild y Assassin’s Creed Odyssey. Hay que quedarse sobre todo con este último porque Immortals Fenyx Rising, el nuevo juego de mundo abierto y aventura de Ubisoft, nació gracias a un bug en el Assassin’s Creed griego. Su director lo ha confirmado recientemente.

El bug de Assassin’s Creed que dio vida a Immortals Fenyx Rising

Scott Phillips lo ha reconocido abiertamente y sin tapujos, sino todo lo contrario. Fue algo que ocurrió durante el desarrollo de AC: Odyssey, en el que también trabajó: «Creo que la primera, la primera vez para mí, que tuve una pista de lo que podría llegar a ser Immortals Fenyx Rising, fue con un bug«. Phillips lo explica en una entrevista recogida por GameRant, explicando también en qué consistía el bug.

«En la piel del jugador, estabas en el barco y tu tripulación normalmente estaba compuesta por humanos, pero en este caso, todos los humanos se convirtieron en cíclopes, así que tenías un barco lleno de cíclopes. Eso, de alguna forma, disparó en mí la idea de ‘Oye, esto es muy guay. Tenemos todo este conocimiento sobre la historia de la Antigua Grecia, pero también tenemos este pequeño extra de mitología. Quizá podamos adentrarnos más en la mitología’.»

Gracias a ese fallo accidental, que desconocemos a qué se debía, el estudio** empezó a fraguar la idea de un juego también con ambientación griega, pero mucho más apoyado en sus mitos y leyendas**. Así se dio paso a Gods & Monsters, aunque luego se acabara convirtiendo en Immortals Fenyx Rising, tal y como lo pudimos ver la semana pasada. Bendita casualidad, ¿verdad?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar