Irrational Games: “Abandonar Rapture ha sido terrible, pero liberador al mismo tiempo”

Una de las principales novedades de Bioshock Infinite será el cambio de escenario: abandonamos las profundidades marinas de Rapture para sobrevolar los cielos en la ciudad flotante de Columbia. Aunque la mudanza no ha sido especialmente fácil para Irrational Games.

En una entrevista con el portal Gamespot, Ken Levine ha explicado que en esta tercera parte buscan volver a recuperar las sensaciones que los usuarios vivieron en la entrega original. “Una de las razones por las que a la gente le gustó Bioshock fue porque hablaba de algunas cosas que otros juegos nunca habían hecho y creo que es algo que les hizo sentir como si respetásemos su inteligencia. Si les preguntas te dirán que les encantó el sentido del humor y estar en Rapture”.

Precisamente el escenario principal fue uno de los principales quebraderos de cabeza para el equipo. “Lo lógico era continuar en esa ciudad y de hecho fue nuestra primera intención. Rapture es el ADN de Bioshock, pero a medida que íbamos pensando en el tipo de cosas que nos gustaría que sucedieran allí, las misiones, los nuevos ajustes, etc, nos dimos cuenta de lo aburrido que sería. Y si lo era para nosotros, ¿qué iban a sentir los usuarios?”, desveló Bill Gardner, director de diseño de Bioshock Infinite. “Empezamos a plantearnos hablar sobre cosas distintas y cuando más lo íbamos haciendo más nos dábamos cuenta de que la clave era sentir que descubríamos un mundo nuevo. Era terrible abandonar Rapture, pero a la vez fue liberador”.

Cerrar