Ivy, la polémica que empezó en Soul Calibur VI antes de su anuncio

Isabella Valentine, más conocida como Ivy, es una de las luchadoras más veteranas de la saga Soul Calibur. Armada con un látigo que, además, puede convertirse en espada, sus combinaciones son letales tanto a corta como media distancia por la posibilidad de transformar su arma principal. De hecho, siempre ha sido una de las favoritas de los fans del juego gracias a esta dualidad tan efectiva en el campo de batalla.

Sin embargo, su practicidad en combate siempre ha ido muy reñida con lo exagerado y sexualizado de sus atuendos. El equipo de diseño que la concibió decidió convertirla en toda una «femme fatale» que luchara sugiriendo al extremo. Tan solo un vistazo a cualquiera de sus aspectos en todas las entregas de la franquicia es suficiente para ver cómo, efectivamente, se convierte en alguien reconocible también por su voluptuosidad y lo sugerente de su excesivamente escasa vestimenta.

Con la llegada de Soul Calibur VI, que se estrena este mismo 2018, la confirmación de Ivy como luchadora era cuestión de tiempo. Esta misma semana vimos que Bandai Namco la confirmaba junto a otro fichaje, Zasalamel, y cómo, de nuevo, volvía a hacer gala de su amor por la poca tela en la pantalla. La controversia ya ha comenzado, pero lo que pocos sabían es que, realmente, ya venía envolviendo a esta entrega mucho antes de que se confirmara a este personaje.

En diciembre, al poco tiempo de que se revelara que este año habría un nuevo Soul Calibur, la comunidad comenzó a moverse. Viendo los antecedentes de la compañía nipona y del equipo, se tardó muy poco en tratar el tema e intentar averiguar qué pasaría con Ivy en Soul Calibur VI. Los primeros en sacar el debate y colocarlo sobre la mesa fueron Metro.co.uk, en una entrevista con Motohiro Okubo, productor de Bandai Namco.

La cuestión era clara: en una era en la que la sensibilización sobre la figura femenina ha evolucionado considerablemente, o al menos se está intentando, ¿volvería la guerrera a contar con esos diseños que tanto la caracterizaban?. Okubo, por su parte, no afirmó ni negó, pero aseguró querer «mantener la forma corporal y la atmósfera de cada personaje para que sean aquello que lo vertebra». Evidentemente, aunque sin dar una respuesta rotunda, dejó claro que sí.

A raíz de esa afirmación, que corrió como la pólvora, foros y otros portales comenzaron a dividirse entre detractores y partidarios. El debate sobre la excesiva sexualidad de Soul Calibur volvía con su sexta entrega, aunque realmente, lo que volvía era el debate sobre la sexualización femenina en los videojuegos nipones, algo que estaba fresco y bien calentito a causa de Xenoblade Chronicles 2 y sus más que problemáticas Blades.

Un nuevo vistazo a la red deja claro que la bola de nieve sigue rodando desde hace un buen tiempo; pero que con el reciente tráiler de Soul Calibur VI ha ganado un fuerte incremento en velocidad y en volumen. Lo que vemos ahora en cualquier hilo de foro sobre el esperado fichaje es solo un reflejo de algo que comenzó en diciembre, antes de que se le conociera. Los comentarios se cruzan como venían haciéndolo ya a finales de 2017, con una Ivy en medio que ha vuelto para ser la de siempre. Nos guste más o nos guste menos.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar