Jason Rubin, CEO de THQ, no se explica la falta de interés por Vigil Games

Finalizada la subasta por los activos de THQ, ha habido un dato que ha causado cuanto menos que inquietud en la industria: no hubo ni una sola puja por Vigil Games, el estudio desarrollador de la saga Darksiders y probablemente la franquicia más boyante de la compañía.

De este modo, a Vigil Games no le queda otra que echar el cierre salvo que ocurra un milagro, mientras que a los demás solo nos queda especular el porqué del nulo interés en el estudio. Algunos lanzan que su precio de salida en la subasta era demasiado alto a ojos de las empresas presentes, mientras que otros argumentan que el juego que el estudio desarrollaba en ese momento, bajo el nombre en clave de Crawler, no era en realidad tan apasionante como prometían desde el estudio. Para Jason Rubin, ya ex CEO de THQ, todo "parece una broma".

El principal responsable de la ya disuelta compañía no se explica el porqué de la falta de interés en Vigil Games, el cual todos coinciden en señalar como uno de los estudios más relevantes del año tras la salida de Darksiders II. ¿Cuál es vuestra teoría? ¿Creéis que habrá suerte?

Publicaciones relacionadas

Cerrar