Jason Statham, a punto de morir durante el rodaje de Los Mercenarios 3

Para que la magia del cine llegue a nuestros corazones, existe toda una serie de recursos dispuestos a crear películas con elementos fantásticos, épicas batallas o dinámicas escenas de acción entre otras cosas, que hacen que las historias que nos cuentan las películas acaben asegurándose un rincón en nuestra estantería y en nuestra lista de cintas favoritas. Más allá del retoque digital o de los efectos esperiales, hay otro factor, un grupo de personas que se entrenan especialmente para realizar escenas que entrañan un especial riesgo o habilidad, logrando que el resultado en pantalla sea espectacularmente realista: los dobles de acción. Son personas que sustituyen a los actores y actrices principales, evitando que estos puedan hacerse daño, y logrando secuencias que de otro modo no habrían quedado nada bien. 

A veces, sin embargo, ocurre que hay actores que están dispuestos a vivir la adrenalina de algunas de las acciones más peligrosas del guión, como es el caso del ya veterano actor Jason Statham. Bien conocido por sus papeles de "tio duro" en el cine de acción más frenética, Statham se encuentra actualmente rodando Los Mercenarios 3, la saga de películas basada en explosiones, disparos y peleas, pero eso si, protagonizada por un reparto de grandes glorias del cine palomitero, con Sylvester Stallone a la cabeza. Los que ya hayáis visto alguna de las anteriores entregas de la franquicia, seréis conscientes de muchas de las locuras que se pueden ver en las cintas, y que el actor decidió hacer por si mismo, con terribles resultados como hemos conocido a través de Público.

Tal y como podemos leer en Sensacine, Statham intentó hacer por si sólo una de las escenas más arriesgadas, tras la cual acabó cayendo a un estanque. El equipo, consternado, esperó a que el actor emergiera del agua, pero no lo hizo. La rápida intervención de un equipo de emergencias presente durante el rodaje y algunos de los presentes logró sacarle del agua en relativo poco tiempo, pero el actor no tenía signos vitales. Fue llevado inmediatamente al hospital más cercano, donde, afortunadamente, consiguieron reanimarle.

Pese al incidente, Jason se presentó al día siguiente al rodaje sin queja alguna. Pese a ello, ¡esperamos que utilice a profesionales a partir de ahora!

¿Qué os parece?

Publicaciones relacionadas

Cerrar