Jefes de videojuegos difíciles de localizar

 Jefes de videojuegos difíciles de localizar

Completar la historia de un videojuego es algo que siempe trae satisfacción, o al menos casi siempre; pero abatir a un jefe secreto ya es otro nivel. Encontrar a esos enemigos escondidos por los creadores de un título, darles caza y salir airoso de vuestro encontronazo es algo que en ocasiones supera incluso a la sensación de ver los créditos por la pantalla. Están ocultos, son más difíciles y ponen muy a prueba tus habilidades.

En ocasiones encontrarlos es tarea sencilla, pero otras veces son algo realmente complicado. Hoy hemos querido repasar aquellos encuentros que estaban bien escondidos, ya sea porque había que cumplir unos requisitos complicados o porque, literalmente, se habían escondido en el juego. Eso sí, antes de seguir te advertimos de que, evidentemente, es posible que te topes con spoilers de títulos recientes o de antaño.

Sin más dilación, te dejamos con los jefes más difíciles de encontrar en videojuegos y, de paso, te animamos a compartir con nosotros aquellos que te costaron especialmente.

 

Culex – Super Mario RPG

Squaresoft decidió meter una invención propia en este RPG que tanto furor causó en la era de Super Nintendo. El combate contra Culex es un claro homenaje a la saga Final Fantasy tanto por su aspecto, como por los cristales que le rodean, la música de batalla y la fanfarria que suena al vencerle. Es la pelea más difícil del título y, a la vez, la más escondida. Para dar con él en Monstro Town tienes que abrir una puerta sellada con una piedra brillante que se obtiene en Moleville realizando una serie de pasos determinados.

 

Naglfar – Final Fantasy XV

El monstruo más secreto y difícil de batir de todo Final Fantasy XV. Para encontrar a Naglfar tienes que haber superado el capítulo 15, o lo que es lo mismo, haber completado la historia principal. Una vez lo has conseguido, lo siguiente es buscar a un personaje llamado Randolph en Lestallum. Al superar todas las misiones de cacería que este ofrece, se propone como último objetivo acabar con el Naglfar, un enemigo de nivel 120 capaz de abatir a todo tu equipo de un plumazo.

 

Midir, el devorador de la oscuridad – Dark Souls III: La Ciudad Anillada

Este jefe secreto solo se encuentra disponible en el DLC La Ciudada Anillada de Dark Souls III. Aunque te encuentres con él antes, la única forma de darle caza y acabar con su vida de una vez por todas es accediendo a un pasadizo secreto. Para acceder a este recóndito lugar, desbes desplazarte a la hoguera del Muro Interior Anillado y, ahí, ir al ascensor más cercano. Mientras desciendes, a mitad de camino hay un muro que puedes atravesar andando con tu personaje. Una vez hecho esto, accedes al lugar donde Midir cayó tras los enfrentamientos anteriores. Ve preparado.

 

Verdugo Final – Final Fantasy X

El enemigo más poderoso y escondido de Final Fantasy X. La dificultad para llegar a él no reside en buscar una localización ultrasecreta, sino en vencer a los dificilísimos Eones Oscuros que se encuentran antes que él. De hecho, accedes directamente a él a través de tu barco volador. El problema, claro está, es que vencerlo es algo apto para muy pocos. Cuenta con una vitalidad de 12 millones y ataques capaces de inflingir 99.999 puntos de daño. Solo los más preparados han logrado vencerle, siendo difícil incluso para aquellos que abatieron a los eones con relativa facilidad.

 

Rodín – Bayonetta

El barman y vendedor de armas que se encuentra en las Puertas del Infierno es el jefe más poderoso de Bayonetta. Para acceder a él tienes que completar el juego varias veces con el fin de conseguir los 10 millones de halos necesarios para desbloquear el ticket platino con el que luchar contra él. Para hacerte con este ticket, además, tendrás que pagar un total de 999.999 halos. La recompensa es uno de los combates más memorables y exigentes de toda la franquicia, que no es poco.

 

Slot Machine – Star Fox

Este combate es memorable no por su dificultad, sino por el enemigo que propone y el método de acceso. Esta máquina de casino es un jefe tremendamente fácil que se encuentra escondido en la zona secreta «Out of this Dimension». Para llegar a ella tienes que destrozar un asteroide concreto de Asteroid Belt Zone, disparar a un huevo que hay en su interior y entrar en contacto con el pájaro que sale de él. De esta forma te teletransportas a un nivel repleto de enemigos que son papeles convertidos en aviones y un fondo realmente extraño.

 

Rey Vaca – Diablo II

Mítico, cuanto menos. Blizzard decidió introducir un nivel tan secreto como extravagante y difícil en Diablo II. En esta zona, el jugador debía enfrentarse a una legión de vacas armadas hasta los dientes y, por supuesto, acabar con su líder, el Rey Vaca. Desbloquear este área, nacida de la leyenda urbana de que había algo similar en el primer Diablo, requería completar la historia principal y su expansión Lord of Destruction. Una vez hecho esto, en el Campamento de las Arpías, solo tenías que introducir la Pierna de Wirt junto con un Pergamino de Teletransporte el Cubo Horádrico y realizar la transmutación.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar