Muere John Kirby, el abogado que salvó a Nintendo de Universal Studios y puso nombre a Kirby

Fallecido el pasado 2 de octubre, con 79 años, fue una de las principales claves para asentar las bases de la Nintendo actual.

John Kirby Caso Donkey Kong

79 años son los que John Kirby tenía cuando pasó a mejor vida el pasado 2 de octubre. Este abogado, uno de los más importantes que ha pasado por la historia de Nintendo, fue el que defendió a la compañía a comienzos de los 80 en un pleito contra Universal, y su trabajo fue tan eficaz que la Gran N decidió rendirle un pequeño tributo bautizando a su bola rosa más famosa con su apellido. Sí, el nombre del glotón Kirby proviene de este profesional que, tristemente, falleció el pasado 2 de octubre.

Síndrome mielodisplásico, un tipo de cáncer sanguíneo, ha sido la enfermedad que ha causado que esta figura tan importante falleciera a comienzos de mes, tal y como informan desde el New York Times. Aunque Kirby ha tenido una más que dilatada carrera más allá de los servicios ofrecidos a la Gran N, fue su papel con la compañía japonesa lo que hizo que su nombre sonara con fuerza en la industria del videojuego, y más aún por el vergonzoso lugar en el que dejó a Universal.

Kirby Triste

Universal contra Nintendo, el caso Donkey Kong

Para conocer mejor esta historia, hay que remontarse a comienzos de los 80, con una Nintendo que empezaba a experimentar en el campo de los videojuegos y decidió que un tal Shigeru Miyamoto, apasionado creador de juguetes, creara un personaje con forma de gorila y corbata. Un animal un poco tonto que no tardaría en recibir el nombre de Donkey Kong y que sería el principal antagonista en un arcade con su propio nombre en el que el jugador encarnaría a Jumpman (quien posteriormente se llamaría Mario, en honor a Mario Segale).

Universal no tardó en tomar medidas en contra del lanzamiento doméstico de este videojuego, interponiendo una denuncia contra Nintendo y Coleco por el personaje de Donkey Kong, asegurando que era un plagio de una de sus figuras más importantes, King Kong. Fueron tajantes, con el fin de presionar a un Yamauchi que era conocido por no dar nunca un paso atrás, y menos cuando Nintendo of America iba a empezar a dar sus primeros pasos. Querían que los de Kioto aceptaran en un plazo de 48 horas y dejaran de promocionar su juego, además de ceder todos los materiales y beneficios generados con ellos.

Donkey Kong NES

Yamauchi no tardó en mover hilos para buscar a un abogado con experiencia, contratando a John Kirby para la ocasión. Él, que tenía un buen historial de victorias en casos similares, comenzó a trabajar en el caso, informándose de mano de Miyamoto, creador de Donkey Kong, sobre todo el proceso de creación del personaje, su diseño y su apariencia pública. Así, tras más de un paseo por los juzgados, Kirby demostró no solo que King y Donkey solo tenían en común el Kong, sino que los derechos de King Kong ni siquiera pertenecían a Universal, dado que eran de dominio público.

¿El resultado? Una compensación económica de casi 57.000 dólares de la época para Nintendo y toda una vergüenza para una Universal que tuvo que retractarse. El éxito del caso hizo que los japoneses quisieran rendir homenaje al trabajo de este abogado, y eso hizo que, finalmente, aquella bola rosada que llegaría a Game Boy en el 92 recibiera su nombre.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar