Jorge Lorenzo acude a la llamada de Call of Duty: Ghosts

No es novedad que algunas de las personas más reconocidas del panorama son aficionadas a los videojuegos, Ashton Kutcher, Megan Fox, Vin Diesel, o Robin Williams (que su afición por estos llevó a bautizar a su hija como Zelda) son jugadores confesos de este entrenamiento, pero en España también hay personas que claman a los cuatro vientos su afición, como Jorge Lorenzo. 

El bicampeón del mundo de motociclismo ha tenido una relación estrecha con los videojuegos desde que era pequeño, y ahora, le encanta jugar a Call of Duty con sus amigos, por eso en el último GP del mundial, que se celebraba en Valencia, decoró su casco con el logo de la última entrega de la saga Call of Duty Ghosts. Para que pudiéramos ver dicho casco más de cerca, y poder charlar con Lorenzo, Activision organizó un evento en un céntrico hotel de la capital, donde la prensa especializada le preguntó sobre el último campeonato mundial, su trayectoria en Yamaha, y la rivalidad con Márquez, el piloto español que se llevó el mundial de este año.

Lorenzo comentó que Yamaha ha ido incorporando mejoras a lo largo del mundial, y que gracias a eso ha podido ganar las últimas carreras, recortando puntos con su rival directo, quedándose únicamente a cuatro puntos de alzarse como campeón del mundo. En cambio lamentaba no haber podido dar un paso más con la moto, y aunque le gustaría terminar su carrera en Yamaha y convertirse en un piloto leyenda de la marca, no descarta que en un futuro pueda fichar por otro equipo. Tras la pregunta de que si la línea de mejora conseguida en 2013 va a continuar en 2014, Lorenzo respondió que aunque Yamaha es conservadora y las mejoras son pequeñas, espera que en el próximo campeonato, tanto a Valentino como a él, ofrezca la mejor moto.

También aprovechó para repasar la trayectoria de otros pilotos, asegurando que en el mundial hay algunos muy buenos y que la temporada que viene pueden dar la campanada en cualquier momento, como Espargaró, que debutará en MotoGP tras convertirse en campeón en Moto2. Por último, Jorge reconoció la dominación española en todas las categorías del motociclismo, la cual cree que terminará algún día, por lo que hay que darle el reconocimiento que merece ahora que lo estamos viviendo.

Tras compartir sus impresiones con los asistentes, se organizó un duelo multijugador con Call of Duty: Ghosts en Xbox 360, formando dos equipos: el de Jorge Lorenzo, cuyos compañeros eran los ganadores de un concurso organizado en Twitter, y el de la Prensa, formado por periodistas del sector, en el cual nos encontrábamos. La batalla tuvo lugar en el nevado mapa de Whiteout, donde gracias al alto nivel de algunos de sus jugadores, el equipo de la Prensa consiguió la victoria.

Álvaro Moral Arce

Publicaciones relacionadas

Cerrar