Juego de Tronos: Resumen del episodio 7×07

Atención, este artículo contiene SPOILERS de Juego de Tronos.

Tras casi dos meses de filtraciones, rumores y teorías la séptima temporada de Juego de Tronos ha llegado a su fin y nada ha podido deslucir su fantástico cierre. El episodio emitido hace tan solo unas horas tenía como título El lobo y el dragón (The Wolf and the Dragon) y ha comenzado con la reunión entre las dos contendientes al Trono de Hierro. Cersei y los suyos esperaban a Daenerys, que ha llegado a lomos de Drogon.

Tras unos cuantos rifirrafes la demostración del Caminante Blanco capturado ha comenzado y a Cersei ha parecido darle verdadero miedo. La actual reina proponía a Jon Nieve que no escogiera bando en la guerra venidera y apoyaría la batalla contra el ejército de los muertos, pero el rey en el norte ha confesado que ya era fiel a Daenerys. Jon ha conseguido cabrear a los suyos y hacer que Cersei se retirase a sus aposentos.

Ha tenido que ser Tyrion quien fuera a reencaminar la situación hablando a solar con su hermana, de la que se ha dado cuenta de que estaba embarazada. Una vez Cersei econvencida, En Rocadragón hemos podido ver a Jon y Daenerys planear ir juntos en barco hacia Invernalia para que les vean como una alianza. Ha sido entonces cuando ha empezado a cerrarse la trama de Invernalia, la protagonizada por Sansa y Arya.

Allí Meñique y Sansa han mantenido una tensa conversación sobre qué es lo peor que Arya podría hacerle a su hermana. La siguiente escena de esta trama ha sido una de las mejores de todo el episodio. Sansa ha convocado a Arya para un juicio, acusando de traición y asesinato… a Meñique. Las burdas excusas de Petyr no han bastado a la Señora de Invernalia y este ha suplicado por su miserable vida justo antes de que Arya rasgara el cuello de Meñique con Aguja y pusiera fin a su vida. Por su parte, Theon ha acabado convenciendo a los hijos del hierro de ir a rescatar a su hermana Yara.

Sin embargo, el gran momento de la serie ha llegado con el retorno de Samwell a Invernalia, donde en una conversación con Bran han hecho saber oficialmente que Jon Nieve no se llama en realidad así, sino que fue fruto del matrimonio de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark y que su verdadero nombre es… Aegon Targaryen, el verdadero aspirante al Trono de Hierro y, desde ya, un contendiente más en esa lucha.

Mientras conocíamos la historia de Jon en palabras de Bran, el rey en el norte visitaba la habitación de Daenerys en Rocadragón y ambos acababan haciendo apasionadamente el amor en uno de los grandes momentos de la historia de la ficción de HBO. En los últimos compases del episodio hemos podido ver a Cersei confesando a Jaime que su intención de ir a la guerra contra los Caminantes es falsa, algo que ha dejado completamente a cuadros a Jaime.

El Lannister ha dicho a Cersei que él se había comprometido y que cumpliría su palabra, a lo que Cersei ha respondido con amenazas de muerte que no ha acabado cumpliendo. Jaime ha abandonado una nevada Desembarco del Rey poniendo rumbo hacia el norte. La temporada ha terminado con los Caminantes Blancos al lado del Muro y con el Rey de la Noche a lomos del resucitado dragón de Daenerys, que ha escupido un fuego helado que ha destruido una parte del Muro en mil pedazos. La guerra ya está aquí.

*Publicidad

Bruce Banner photo banner definitivo_zps6ghqu7nl.gif

Publicaciones relacionadas

Cerrar