Uno de los mejores jugadores de Smash Bros., baneado de Twitch por beber demasiado alcohol

Mango, uno de los 5 Dioses de Melee, asegura que el baneo es fruto de una exageración.

Mango Jugador Smash Bros.

La escena competitiva de Super Smash Bros. Ultimate está creciendo a pasos agigantados, aunque muchos de los nombres que están pegando con más fuerza en ella son jugadores que proceden de entregas anteriores. Casos como Leffen o ZeRo son conocidos por su historial en títulos como Smash Bros. Melee o Smash Bros. for Wii U; pero del que venimos a hablar es uno distinto. Mango, uno de los 5 Dioses de Melee, ha sido baneado de Twitch por aparecer borracho en un streaming y desplomarse en el suelo.

Tal y como explican en Kotaku, el profesional de Melee ha recibido una notificación de la plataforma en la que se indica que no puede emitir durante una semana por «consumo peligroso de drogas o alcohol». Al parecer, el jugador estuvo celebrando la inesperada victoria de los Philadelphia Eagles frente a los Chicago Bears (con un apretado 16-15), pero también exageró un poco su presencia en la emisión para conseguir algo divertido. De hecho, a pesar de lo que se ve en el vídeo que dejamos a continuación, el jugador asegura que «no me desmayé en el stream… Me tiré al suelo por hacer algo divertido y porque quería descansar». Tras esto, asegura que simplemente fue a hablar con su pareja y después volvió para acabar la emisión.

Que su versión sea cierta o no es algo que queda en el aire, ya que no son pocos los que señalan a Joseph «Mango» Marquez de haber actuado francamente mal frente a la cámara. El jugador, por el momento, sigue sin poder emitir nada hasta que la plataforma de streaming levante la restricción. Mientras tanto, su carrera en Smash Bros. Ultimate sigue creciendo a ritmo pausado. Por el momento no se ha lanzado a ninguna competición seria, pero es cuestión de tiempo que lo veamos en algún torneo.

Comprar Smash Bros. Ultimate en Amazon

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar