Jugar a Dungeons & Dragons con Siri no es nada divertido

Amigos, podemos dar fe de que pocos juegos hay más adecuados para pasar una emocionante a la par que imaginativa velada con las amistades que una buena campaña de Dungeons & Dragons en la que vivir aventuras sin fin. Algo para lo que solo necesitaréis lápiz, dados, las pertinentes fichas y, lo más importante, un master que dirija la partida.

Pero aseguraos bien de escoger a la persona más indicada porque una mala elección de director de juego puede conducir todo al desastre más absoluto. Por el momento, os daremos un consejo: no dejéis que sea Siri quien se encargue de esta labor.

La inteligencia artificial de Apple tendrá su utilidad, pero desde luego a la hora de dirigir una partida de rol, su estrechez de miras puede significar un golpe crítico a vuestra diversión. La prueba la tenéis en este vídeo que vemos en Dorkly donde la IA le da la tarde al pobre Nick, que solo quería jugar su partida, pero en miras al rigor histórico Siri solo le presenta la opción de ser un campesino, un mendigo, un villano o un usurero de niños, todas ellas con grandes posibilidades de morir de peste.

Lo cierto es que no deja de tener sentido que un robo realizado con éxito termine con las manos del culpable cortadas (para luego morir de peste) o que un programa no entienda los ilógicos efectos de la magia. En conclusión, no dejéis que Siri dirija vuestra partida a menos que queráis obtener una pifia en entretenimiento. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar