Jugar a juegos de rol masivos puede hacernos mejorar en nuestro trabajo

La partida a Guild Wars 2, además de un placer para las horas de ocio, también tiene efectos secundarios beneficiosos que nos pueden ayudar a progresar en nuestra carrera profesional. Sin ir más lejos, los habituales a este tipo de juegos demuestran mayores dotes de liderazgo y trabajo en equipo que sus compañeros.

El estudio proviene de la Universidad de Newcastle y sale a la luz por medio de Kotaku, donde su principal investigador, el doctor Savvas Papagiannidis, explica sus conclusiones: “Desde la colaboración para la consecución de metas, el trabajo en equipo para resolver misiones complejas, la planificación estratégica y la asignación de recursos hasta el reclutamiento de nuevos miembros, hay una clara relación entre las habilidades necesarias para disfrutar del juego y el mundo corporativo real. Por este motivo, los jugadores que han manifestado capacidad de liderazgo y comportamientos para triunfar en un MMORPG tienen más facilidad para traspasarlo a su trabajo en la vida real”.

Por ahora, sin embargo, nos tememos que no sirve de nada poner en el currículum que tenéis un personaje de más de nivel 50 en World of Warcraft. Todo se andará.

Publicaciones relacionadas

Cerrar