Jugar a videojuegos desde niños mejora las funciones cerebrales en los adultos, según un estudio

¡Porque así ejercitamos el cerebro!

Muchos de nosotros hemos comenzado a jugar a videojuegos desde nuestra niñez. Acompañados por consolas portátiles emblemáticas, máquinas de sobremesa que en la actualidad recibirán su enésima nueva versión o, si somos más jóvenes, videojuegos de móviles que han estado con nosotros para entretenernos durante viajes o ratos muertos en casa. En cualquier caso, los videojuegos forman parte de nuestra vida y -de una manera u otra- nos han ayudado.

Hoy, un estudio ha demostrado que jugar a videojuegos desde niños mejora las funciones cerebrales en los adultos. Este estudio, recogido por GameRant y llevado a cabo por la Universitat Oberta de Catalunya, estaba destinado originalmente a otra cuestión, pero durante la investigación dieron con un resultado que no esperaban: jugar a videojuegos desde niños mejora las funciones cerebrales en los adultos.

Pokemon Rubí, Zafiro, Esmeralda, Rojo Fuego y Verde Hoja podrían tener remakes
Esta imagen seguro representa la infancia de muchos de nosotros

El estudio demostró que jugar a los videojuegos proporcionó un impulso cognitivo en términos de memoria, comprensión espacial 3D y tiempo de respuesta a los jugadores. Aunque lo más interesantes del estudio es cuando se comprueba la evolución de aquellos que comenzaron a jugar desde una temprana edad, ya que quienes habían jugado a los juegos en su infancia llevaron estos beneficios hasta la edad adulta, independientemente de que todavía sigan jugando activamente.

El paper se puede encontrar publicado en Frontiers in Human Neuroscience, para que aquellos más expertos en la temática puedan echarle un vistazo.

Daniel Villagrasa

Xboxer para unos, sonyer para otros, pero no veas lo que me gusta disfrutar de ambas plataformas. Jugando desde que tengo memoria y aprovechando a la mínima para deciros lo mucho que quiero a Hideo Kojima.
Cerrar