Junichi Masuda explica el origen de la región de Hoenn de Pokémon Rubí y Zafiro

Cada lugar que visitamos en las distintas versiones de Pokémon tiene un significado. Kalos, por ejemplo, se basa en Francia y en su sentido por la belleza, de ahí precisamente su nombre. Sin embargo, nunca habíamos podido conocer de donde procede el origen de Hoenn, la tercera región que visitamos en Pokémon Rubí y Zafiro tras Kanto y Johto. Junichi Masuda finalmente revela el misterio.

Como puede verse en Kotaku, el actual director de Pokémon, ha explicado que Hoenn se basa, esencialmente, en su infancia. Él creció y vivió en Tokyo, ciudad grande donde las haya, llena de bullicio y de gente con mucha prisa. Ocasionalmente, iba a visitar a sus abuelos que viven en una isla japonesa llamada Kyushu, totalmente diferente a la zona en la que él vivía. Allí podía dedicarse a pescar, jugar en el río, cazar insectos…todo lo que no podía hacer en la famosa capital, puesto que la presencia de la naturaleza es notablemente inferior que en la zona donde vivían sus familiares.

Esta sensación fue la que quiso representar en Pokémon Rubí y Zafiro, motivo por el cual hay una mayor aparición de elementos naturales que en otras entregas. Tal es el ejemplo de Ciudad Arborada, construida sobre árboles, Pueblo Oromar, población que flota en el mar o Pueblo Verdegal, en el que se hace especial hincapié en la pureza de su aire. La idea de las bases secretas, de hecho, procede de las famosas casas de árbol, aquella especie de guarida que algunos niños de determinados países llegan a construir.

En cuanto al nombre de la zona, Hoenn, también hay una explicación. Esta denominación puede descomponerse en dos kanjis diferentes, "ho" (abundancia) y "en" (lazos). Mediante este nombre, se recopila la gran cantidad de elementos naturales de esta área, así como la unión que hay entre las personas, haciendo alusión a la amabilidad con la que le saludaban y le hablaban los habitantes de Kyushu al mismo Masuda.

Publicaciones relacionadas

Cerrar